De acuerdo con un estudio realizado por Mayo Clinic Proceedings, las personas que tienen una mascota tienen menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, lo anterior se da aún más con las personas que tienen perros.

De acuerdo con el texto, las mascotas contribuyen a que nuestros vasos sanguíneos, venas y corazón tengan un mejor funcionamiento. Por una parte porque nos ayudan a tener más actividad física.

“Las personas que tenían mascota, sobre todo perro, aseguraban practicar más ejercicio físico, seguir una dieta mejor y el azúcar en sangre se encontraba en los niveles adecuados”, dijo Andrea Maugeri, una de las autoras del estudio.

Otros trabajos como el realizado en 2013 por la Asociación Americana del Corazón, también apunta los beneficios de poseer un perro, contribuyendo a mejores niveles de colesterol y presión arterial.

El estudio analizó los valores de salud y posición socioeconómica de más de mil 769 personas de Brno, República Checa.