El síndrome del ovario poliquístico es un padecimiento en el cual, la mujer tiene niveles muy elevados de hormonas, y se caracteriza por la ausencia de ovulación, dificultando el embarazo.

Enrique Ezequiel García Arreola, médico de reproducción asistida en INGENES, afirmó que gracias a tratamientos adecuados, este Instituto ha conseguido resultados reproductivos positivos, logrando hasta 96% de probabilidades de que la mujer tenga un bebé.

El experto destacó que el síndrome de ovario poliquístico (SOP) es una patología multifuncional de diversos factores, en la cual las alternativas clínicas para las pacientes que lo padecen aún son reducidas.

Sin embargo, mencionó que desde 1980 se sabe de la relación existente entre el exceso de la producción de andrógenos (hiperandrogenismo) y los niveles anormalmente altos de insulina (hiperinsulinismo) en pacientes obesas con ovario poliquistico.

Detalló que los medicamentos antidiabéticos (biguanidas) han mostrado eficacia para mejorar la condición metabólica en el ovario poliquístico. “Son fármacos seguros y eficaces si se administran de manera adecuada”, subrayó García Arreola.

El SOP se distingue por la ausencia de ovulación, es decir, del periodo menstrual asociado con hiperandrogenismo, que se manifiesta con exceso de andrógenos ováricos. En esta afección, la metformina (que forma parte de la familia de las biguanidas) ayudan a aminorar el padecimiento.

De acuerdo con INGENES, los estudios realizados sugieren que la metformina puede aumentar aún más el número de ciclos ovulatorios, favoreciendo las probabilidades en pacientes que desean tener un bebé.

“La administración de estos fármacos, nos ha dado buenos resultados reproductivos en técnicas de baja y alta complejidad, y con los programas del Instituto hemos alcanzado hasta el 96 por ciento de probabilidades de que las mujeres logren ser mamás”, aseveró.

Total
5
Shares