Por Eridani, Revista Cosas

Llegó diciembre y con él varios compromisos sociales que no podremos evitar. Uno de ellos, la cena de navidad del trabajo.

Este evento se puede convertir en un dolor de cabeza, ya que debemos de seguir un protocolo, mismo que nadie comparte pero sabemos que existe.

1. No vayas sexy

La elegancia no está peleada con la sensualidad, pero existe una delgada línea que podría llevar tu atuendo del buen al mal gusto. Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes usar minifaldas o escotes muy pronunciados. Es mejor que se fijen en ti por tu estilo y no por lo que muestras.

2. Echa mano de los clásicos

No vamos a negar que en este tipo de eventos acuden algunas personas que les gusta mucho criticar, es por eso que las lentejuelas, el animal print y los brillos deben utilizarse de forma moderada. Algo que recomiendan todos los expertos en moda es utilizar atuendos en tonos neutros o negros; estos sin duda son un gran aliado a la hora de combinar el calzado y los accesorios.

3. ¿Lisos o estampados?

Lo importante es mantenerte en equilibrio. Evita irte al extremo de los lisos para no lucir igual que siempre, pero tampoco se pongas toda la piel, plumas y diamantes que encuentres en tu casa. Te aconsejamos que si el protagonista de tu look es un estampado, compleméntalo con accesorios lisos; por el contrario, si usas un atuendo liso, tus accesorios tienen que ser llamativos para generar un contraste.

4. Evita un look de alfombra roja

Muchas de nosotras acudimos a San Google para inspirarnos, pero te tengo que decir que esos look están diseñados para las editoriales. Una recomendación es evitar los vestidos largos o los que parecen diseñados para una princesa, la mejor opción será un vestido de falda a la rodilla o un pantalón de vestir.

5. El lugar donde se realice el evento te ayudará a elegir el mejor look

Este punto nos demuestra que elegir un buen look no es tan fácil como parece, pero si aprendes a leer las señales seguro te sacas un 10. No es lo mismo un brunch, una comida de media tarde o una fiesta en la noche, es por eso que debes elegir el atuendo que funcione con el horario y el lugar donde se realiza; por ejemplo, no es lo mismo un vestido negro en una cena dentro de un casino que en una comida en un jardín bajo el sol. En el primer evento lucirás elegante y en el segundo sudarás como no tienes idea.

6. Los accesorios hacen al vestido

Los detalles pueden llevarte al cielo o al infierno. Es por eso que debes poner mucha atención. En zapatos, bolsos o joyas podrás utilizar colores, texturas o piedrería que no debe repetirse en el vestido. El peinado también es un accesorio; si llevas un collar grande, el cabello recogido lo puede potencializar, si quieres que sea el peinado lo que debe lucir, evita los collares y opta por aretes pequeños.

 Con estos sencillos consejos te aseguramos que serás la más recordada del evento.

Total
22
Shares