WhatsApp -versión movil y web- se ha convertido una de las aplicaciones de mensajería más utilizadas, seguramente tú y todos tus conocidos, o la mayoría, la utilizan, y aunque año con año se implementan nuevas funciones de seguridad, aún no está garantizado que no puedan hackear tu cuenta, pero ¿cómo saberlo?

Primero que nada debes estar segura de que tu versión de Whats es la oficial, a veces algunas personas descargan versiones que les permiten agregar fondos de colores, cambiar el teclado, entre otras cosas, sin embargo ocupar aplicaciones que no son la real pone en riesgo tu información.

Otra opción es que hayas olvidado cerrar tu sesión en un dispositivo externo al celular, es decir alguna computadora o tablet; para saberlo puede acceder a las configuraciones del la app e ir a la opción «WhatsApp Web«, ahí aparecerá un listado de todos los lugares donde tu cuenta está activa. Si no reconoces alguno de ellos también puedes cerrar la sesión desde tu móvil.

Debes ser muy observadora, revisa si tu actividad ha comenzado en momentos en los que no recuerdes haber utilizado la aplicación. Algo más que puede delatar un hackeo es que existan conversaciones marcadas como leídas sin que tu recuerdes haberlas revisado, checa tu historial de conversaciones.

Finalmente te recalcamos que es de suma importancia que no descargues aplicaciones no oficiales, no compartas tus datos y aumenta las medidas de privacidad en tus aplicaciones.