Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un dispositivo que emprende una serie de acciones automátizadas, al detectar fugas de gas en casas habitación para evitar, con ello, accidentes y pérdidas humanas.

El prototipo detecta las concentraciones de gas y es capaz de cerrar válvulas de abastecimiento de manera automatizada, además de notificar a bomberos y cuerpos de seguridad, a través de una línea telefónica.

Los creadores de este dispositivo son Saúl Villegas Quiroz, José Hernández Chávez, Said Molado Miranda y Edwin Rivero García, de la carrera de Técnico en Sistemas de Control Eléctrico del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT)“Estanislao Ramírez Ruiz”.

El Instituto destacó, a través de un comunicado, la importancia del desarrollo, ya que diariamente se presentan 33 incidentes por fugas en la Ciudad de México. “La concentración de 6 % en un espacio cerrado puede ser nocivo para el cuerpo humano y provocar pérdidas materiales”, precisaron.

A este dispositivo lo denominaron Sistema de Seguridad para Detección de Fugas de Gas, el cual utiliza un sensor que envía una señal a un dispositivo de control, que a su vez manda una instrucción a una válvula motorizada para controlar la apertura o cierre de la misma, de acuerdo con la cantidad de gas que se encuentre acumulado.

El sensor del sistema verifica las propiedades del combustible (gas LP o natural) e identifica si existe perforación en alguna tubería, si se apagó la estufa o el calentador de agua. En su interior tiene un pabilo que se calienta, y si existe una concentración muy alta de gas, comienza a enfriarse; en este proceso, el conductor crea una variación (modelo del sensor) que se transforma en una señal eléctrica.

Los jóvenes politécnicos indicaron que existe un primer nivel de alarma para dar aviso de manera sonora y envíar un mensaje a una pantalla.

“Cuando supera los límites de concentración de gas, el dispositivo se conecta a la línea telefónica estándar para enviar un mensaje a los números del usuario y de emergencia”.

Sin duda, un excelente e importantísimo invento de estos chicos politécnicos. Esperemos que muy pronto todas las casas mexicanas podamos contar con esta tecnología.

Fuente: IPN /NTX