Los cierto es que cualquier pretexto es bueno para viajar y si tú y tu pareja son unos apasionados de la aventura, este 14 de febrero es la oportunidad perfecta para alistar maletas. Nuestro país tiene rincones increíbles llenos de atractivos naturales, oferta gastronómica envidiable y zonas culturales de ensueño.

Enamórate más de México y celebra la fecha en estos paradisiacos lugares recomendados por Aeroméxico:

Oaxaca, edén tradicional

Este destino ya es un clásico y es que tiene de todo: historia, cultura, arquitectura y comida deliciosa. No importa cuántas veces vayas a Oaxaca, siempre tiene algo nuevo que ofrecer.

Empiecen con un recorrido por el Zócalo, sus calles peatonales guardan un ambiente que querrán atesorar con una infinidad de selfies y compra de artesanías. De las mayores atracciones y más visitadas se encuentra la Iglesia de Santo Domingo, cuya imponente arquitectura será la postal ideal para compartir en sus redes sociales.

Su lista puede continuar con Monte Albán, zona arqueológica a unos 10 km de la capital y que por sí misma los invitará a compartir una romántica caminata. Otros sitios que no pueden faltar en su visita son Hierve el agua, un paisaje natural con cascadas petrificadas y El Tule, un árbol milenario de 40 metros de altura y un inmenso diámetro que requiere de al menos 30 personas para abrazarlo.

Guadalajara, perla pintoresca

Recorrer el Centro Histórico y visitar los distintos sitios que alberga será una experiencia para agasajar su tarde. Por ejemplo, el Hospicio Cabañas maravillará su vista con obras artísticas de José Clemente Orozco, en tanto, el Teatro Degollado, será una parada obligada para admirar su fachada. Muy cerca, no dejen de apreciar la Catedral, la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y el Museo Regional de Guadalajara.

Dos sitios que forman parte de su zona metropolitana son Tonalá y Tlaquepaque, lugares que brillan por su color, sabor y artesanías, uno de sus máximos imanes turísticos.

Su itinerario puede cerrar con broche de oro en Tequila, pueblo mágico que hace honor a su nombre con recorridos por campos de agave, casas tequileras, hoteles temáticos con un ambiente ideal para romancear.