Conocido como el volcán más joven del mundo, el Paricutín se encuentra ubicado entre el poblado Nuevo San Juan Parangaricutio y Angahuan. Esta belleza natural del estado de Michoacán tiene apenas 76 años de existir.

Actualmente este lugar es considerado un atractivo ideal para el turismo de Michoacán. Para llegar a él, lo puedes hacer cabalgando desde Angahuan hasta San Juan, un paseo que es apto para toda la familia.

Su historia comienza un 20 de febrero de 1946, en aquel entonces se escucharon fuertes truenos, la tierra tembló y una columna de ceniza se levantó. Estaba naciendo un nuevo volcán. A pesar de la magnitud del evento natural, no hubo víctimas humanas dado que hubo suficiente tiempo para desalojar a toda la población.

El camino para llegar no será fácil pero la recompensa es enorme, los restos del extinto poblado de San Juan Parangaricutio ofrecen a sus visitantes un espectáculo irreal.

Se trata de una auténtica aventura, donde el campo de lava parece inaccesible y el sendero surge de entre rocas volcánicas. En medio de todas esas rocas volcánicas podrás encontrar el tempo con una fachada clásica, donde permanecen los restos de algunas columnas y una torre aún en pie.

Para vivir la aventura al máximo, te recomendamos hacerlo con un guía especializado, los cuales podrás encontrar en el municipio de Angahuan.