Cada vez son más las personas dispuestas a aventurarse en lugares donde han sucedido tragedias humanas, la tendencia es conocida como “turismo oscuro” o “turismo por morbo”.

Algunas agencias de viajes ofrecen “tours experimentales” a sitios que tienen tristes historias de fondo como Chernobyl, en la antigua unión soviética y donde ocurrió el desastre nuclear del 26 de abril de 1986; algunos campos de concentración de la segunda guerra mundial; y hasta la ruta «Helter Skelter» en Beverly Hills, que recorre los lugares donde atacó el asesino serial Charles Manson y sus seguidores.

No es necesario ir muy lejos para acceder a este tipo de “aventuras”, en México se ofertan viajes a la frontera con Estados Unidos para cruzarla por la noche mientras algunos actores hacen de policías fronterizos.

Este tipo de paquetes no son algo novedoso, sin embargo la cantidad de personas que se ven interesadas por vivir la experiencia sí ha ido creciendo potencialmente con el paso de los años hasta convertir a éste en un negocio rentable.

El fenómeno es atribuido a el lanzamiento de series y películas que han hecho mas notoria la actividad, según explicó Daniel Liviano, estudioso del tema y profesor de la Universitat Oberta de Catalunya, España.

¿Tú qué opinas? ¿Te atreverías a vivir una experiencia del tipo?