La estrella del futbol femenino de la selección estadounidense, Megan Rapinoe, conmovió a los fans del balonpie con un discurso sobre inclusión y tolerancia. Esto lo hizo durante la celebración del título mundial en Nueva York.

«Tenemos que ser mejores, amar más, odiar menos. Tenemos que escuchar más y hablar menos, esto es responsabilidad de todos. Los que están de acuerdo y los que no, es nuestra responsabilidad hacer de éste un mejor lugar», sostuvo Megan Rapinoe.

Durante su llamado a la inclusión, acentuó lo afortunada que se siente de convivir con las mujeres de su equipo, donde la diversidad está presente, situación que, además, la hace sentir orgullosa.

«Tenemos chicas blancas, chicas negras, heterosexuales y homosexuales. No podría estar más orgullosa de ser co-capitana de este equipo. Es un completo honor, no hay otro lugar en el que quisiera estar».

Asimismo, celebro la resistencia, fuerza y sentido del humor que existe entre las mujeres con las que juega, diciendo que, “no hay nada que este grupo no pueda enfrentar”.

Finalmente, cuestionó al público sobre las acciones que ellos están realizando para mejorar la convivencia y crecimiento armónico de sus comunidades.