Por Beatriz Hernández Romano

La mujer, desde tiempos antiguos, ha sido para el arte, un arte en sí misma. Inspiración, belleza, fecundidad, ternura, fuerza… curvas por las que innumerables pinceles se han deslizado con gracia y suavidad para dejar evidencia de su candor y poderosa seducción; binomio de placer y tormento para muchos.

Pero si hablamos de curvas, el artista Fernando Botero, de Colombia para el mundo, se ha encargado, con su muy peculiar estilo, de exaltar tal sinuosidad. “No soy pintor de mujeres gordas, sino de volumen”, aclara.

Y es que apenas el pasado 9 de octubre, a través de un video, el pintor se unió a la presentación del libro: “Las mujeres de Botero”, de la editorial ARTIKA. Una edición limitada y numerada de sólo 2,998 ejemplares; 200 de ellos en numeración romana, y firmados por el propio pintor y escultor que busca servir de homenaje para todas las mujeres.

Este trabajo editorial se encuentra dividido en tres piezas: el Libro de Arte, el Libro de Estudios y el Estuche-escultura, como la propia editorial lo ha llamado, para salvaguardar, de manera dignamente artística, los colores, amplitud y redondez que alberga en 45 láminas (Libro de arte), con dibujos seleccionados por el propio artista, así como las palabras del premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, en el prólogo de este material.

El Libro de Estudios, trabajo de la historiadora del arte, Lourdes Cirlot, narra los aspectos representativos y más importantes de la obra del maestro del volumen. Se incluye un capítulo dedicado al análisis de sus boteras, su composición, técnica y simbolismo y una entrevista exclusiva realizada por la autora al colombiano.

Cada una de sus 45 mujeres plasmadas en la obra aparece acompañada de algunas citas extraídas de cuentos escritos por el mismo Botero. Los dibujos fueron impresos a cuatro tintas en dos tipos de papel: papel acuarela y papel artesanal.

Entre otros detalles delicadamente bellos, desde el estuche hasta la última página, se ofrece con este trabajo una verdadera joya para coleccionistas, amantes del arte o mujeres deseosas de tener en sus manos esta ofrenda exclusiva para ellas. Sin embargo, la calidad y exclusividad del trabajo es directamente proporcional a su costo. Los 2,798 libros en numeración arábiga tienen un costo de 4,500 euros, y los 200 en números romanos con la firma del mismísimo Fernando Botero: 6,500 euros; es decir,  equivalente a $103,288 y  $149,194 pesos mexicanos. ¿Se anima tu bolsillo?

Por Beatriz Hernández Romano