¿Aún no tienes planeado dónde pasar tus vacaciones de invierno?

Te presentamos 2 opciones para que vivas la experiencia de pasar unas vacaciones diferentes.

Tromsø, Noruega

Tromsø es el lugar ideal para ver las aurora boreales y ofrecerte una combinación perfecta de actividades al aire libre, una vida nocturna animada y una exquisita gastronomía local.

Tromsø se encuentra 350 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico, y es la mayor urbe del Norte de Noruega.

Para los entusiastas de las actividades al aire libre, el centro de la ciudad de Tromsø está oportunamente situado cerca de la naturaleza— prácticamente virgen — y ofrece muchas opciones para realizar actividades como el senderismo, la pesca, la navegación en kayaks, los paseos en trineos de perros y los paseos para divisar ballenas.  

Aquí encontrarás numerosas atracciones, desde un acuario a varios museos pasando por el jardín botánico más al norte del mundo. Es también un lugar ideal para observar el majestuoso fenómeno natural de las auroras boreales.

Sin duda un lugar increíble para vivir una experiencia única. 

Parque Nacional Yellowstone, Montana E.U.

El Parque Nacional de Yellowstone es un destino obligatorio en cualquier época del año , pero en el invierno se convierte en un paraíso para los viajeros de aventura. No solo es un lugar donde se puede ir en moto nieve y esquí, sino que también se puede caminar con raquetas de nieve en las montañas entre géiseres humeantes y aguas termales.  Los visitantes de invierno también pueden ver bisontes desde la seguridad de su snowcoach y ver los famosos lobos del parque con un impresionante telón de fondo de nieve fresca. Por la noche, disfrutarás de un dosel de estrellas en lo alto, coronando una experiencia absolutamente mágica en uno de los parques infantiles más espectaculares que se encuentran en la Tierra.