En entrevista, la directora operativa de Laboratorios Anteii habla sobre la importancia de escuchar a los equipos de trabajo para enfrentar la crisis

La pandemia por Covid-19 nos tomó por sorpresa; aunque habíamos escuchado del virus previo a que se presentaran los primeros casos en México, muchos de nosotros no imaginamos que este suceso escalara al nivel que ahora vivimos. Nuestro parámetro más cercano sobre una crisis sanitaria era, si acaso, la que se vivió durante la epidemia de influenza H1N1 en 2009.

La situación nos llevó a cambiar nuestros hábitos de consumo, nuestra forma de trabajar y en general de vivir. En el caso de las industrias, los tomadores de desiciones tuvieron que actuar con rapidez e innovar para seguir funcionando y sobrevivir a este golpe. Al respecto, Ailín Hernandez, directora operativa de Laboratorios Anteii, compartió con Mujer Ejecutiva cuáles han sido sus aprendizajes, más grandes retos y planes frente a esta pandemia.

“Creo que nosotros estuvimos un paso adelante en el principio de la pandemia. Cuando escuchamos sobre los primeros casos en China pensamos en tomar medidas similares a las que se tomaron con la influenza, pero la verdad es que no nos imaginamos que llegaría a México y menos con esta magnitud”.
En la foto, Ailín Hernández, directora operativa de Laboratorios Anteii.

En un principio, y obedeciendo las recomendaciones emitidas por el gobierno, Laboratorios Anteii cerró sus puertas durante una semana, luego, cuando se informó de manera oficial que aquellas empresas que cubrían el suministro de productos de primera necesidad podían, y debían, seguir operando, Ailín y su equipo pensaron en la forma de emplear un  plan de contingencia para regresar sin poner en riesgo a su personal.

“En Laboratorios Anteii nos dedicamos a la producción de productos de cuidado personal como el gel antibacterial, por eso el uso de cubrebocas, goggles, tapetes sanitizantes y guantes es parte de nuestro día a día, sin embargo, nos faltaba el tema de la sana distancia. Así fue como pensamos en qué más podíamos hacer”.

Para tal efecto, la compañía estableció dos horarios, aligerando así el número de empleados en planta; también recorrió la hora de entrada y salida con el objetivo de que, quienes tenían que usar el transporte público, tuvieran el menor contacto con otras personas. Este y otros procesos fueron puestos en marcha tomando en cuenta la voz de sus colaboradores, para conocer sus inquietudes y así poder brindarles la mayor tranquilidad posible.

“Además del equipo de protección que dimos a nuestros trabajadores, también les hicimos llegar kits para sus familias, porque sabemos que su convivencia en casa también es parte importante de la seguridad de todos. Hoy, muy orgullosa, te puedo decir que no hemos tenido casos positivos de Covid-19 en ninguno de nuestros colaboradores ni en miembros de sus familias”, agrega Ailín. 

Una lección para el futuro

Finalmente, Hernández habló sobre la importante lección que ha dejado esta pandemia no sólo en nuestro país, sino en el mundo; pues se trata de una situación que nos afecta a todos.

Además, subrayó la importancia de tomar en cuenta al factor humano, pues ellos “tienen grandes ideas y grandes propuestas que pueden ayudarnos”.

“Tenemos que seguir trabajando, luchar, no podemos tirar la toalla porque esto no se ha acabado. Tal vez incluso podamos pasar por otra pabndemia igual, o peor, la diferencia es que ahora sabemos cómo actuar para estar preparados (…) pero esa es una labor conjunta, porque en estos casos si nos cuidamos nosotros, cuidamos a los demás”, concluyó.