Paula supervisará todas las operaciones nacionales e internacionales de la tercera marca de pizza más grande del mundo

La cadena mundial de pizzas Little Caesars dio a conocer el nombramiento de Paula Vissing como su nueva directora de operaciones. Vissing ha estado con Little Caesars desde 2011 y más recientemente se desempeñó como vicepresidenta senior internacional.

En su nuevo rol, Paula supervisará todas las operaciones nacionales e internacionales durante un período de crecimiento para la tercera marca de pizza más grande del mundo.

“Paula tiene una trayectoria impresionante dentro de la compañía y ha liderado con éxito nuestra división internacional durante los últimos cinco años, que sigue viendo resultados récord año tras año”, dijo David Scrivano, presidente y CEO de Little Caesars.

Como vicepresidenta senior internacional, Paula fue responsable de todas las ubicaciones de Little Caesars en más de 24 de países y territorios. Bajo su liderazgo, Little Caesars experimentó el mayor período de crecimiento internacional en los más de 60 años de historia de la compañía.

Anteriormente, Vissing fue vicepresidenta de compras y garantía de calidad, ahí lideró iniciativas de ahorro de costos y abastecimiento que apoyaron el crecimiento de la empresa en Estados Unidos. Paula también ha liderado la expansión global de la cadena de suministro, lo que ha permitido los esfuerzos de desarrollo internacional en todo el mundo.

“Espero continuar trabajando junto con el equipo de liderazgo de Little Caesars, y la organización en su conjunto, mientras seguimos llevando pizza de gran sabor y asequible a las familias de todo el mundo”, señaló la nueva directora de operaciones.

Vissing tiene más de 25 años de experiencia en la industria de restaurantes. Nació en Kentucky y recibió un B.S. en Economía de la Universidad de Louisville y un M.B.A. de la Universidad de Kentucky.

“Estoy encantado de felicitarla por su nuevo papel como Directora de Operaciones. Paula es una líder muy respetada dentro de Little Caesars y no hay nadie más adecuado para supervisar las operaciones globales”, finalizó Scrivano.