Kamala Harris insistió en el vínculo directo que existe entre la calidad de una democracia y la participación de las mujeres

Estados Unidos (EU) dio a conocer en la ONU su nueva apuesta por las políticas de igualdad de género de la mano de su vicepresidenta, Kamala Harris, que se comprometió ante todo el mundo a defender la democracia y los derechos de las mujeres.

Harris, en su estreno en Naciones Unidas, insistió en el vínculo directo que existe entre la calidad de una democracia y la participación de las mujeres y subrayó el compromiso de la administración de Joe Biden en este ámbito.

“La situación de la mujer es la situación de la democracia. Por nuestra parte, Estados Unidos va a trabajar para mejorar ambas”, señaló en una intervención en la Comisión de la Mujer de la ONU.

Estados Unidos nunca había estado representado a tan alto nivel en la gran cita anual sobre igualdad de género y la primera mujer que ocupa la vicepresidencia del país eligió precisamente ese foro para su debut en Naciones Unidas.

Aunque evitó referirse a la anterior administración, Harris utilizó también su intervención para marcar distancias con las posturas en materia de mujer que había priorizado el gobierno de Donald Trump y con la tensa relación que mantuvo con las organizaciones internacionales.

La vicepresidenta estadounidense avanzó que Washington va a “revitalizar” su cooperación con ONU Mujeres y que quiere trabajar con el resto de la comunidad internacional para proteger los derechos de las mujeres.

Sobre la participación de las mujeres en política, eje central de esta edición de la Comisión de la Mujer de la ONU, Harris destacó que su país está logrando importantes avances, con más mujeres que nunca en el Congreso y con más y más liderazgo en todos los niveles de la Administración y de la sociedad en general.

Sin embargo, subrayó que esos progresos no pueden darse por sentado, sobre todo por el impacto desproporcionado que la pandemia está teniendo en la mujer.

Con información de EFE