La generación Z impone nuevas reglas en el juego del mundo empresarial y se incorporan al mercado de trabajo. Esta generación son los primeros nativos digitales, que nacieron con móviles e internet.

Esta generación está retomando valores clásicos en el ámbito del trabajo, lo que es la formación, capacidad de desarrollo, estabilidad laboral; pero no quieren exigencias de una rutina laboral, exigen trabajar desde casa, no están dispuestos a recibir órdenes, quieren flexibilidad de horarios y quieren ser sus propios jefes.

Si las empresas quieren contar con esta generación para trabajar, deben considerar lo siguiente:

1. Nueva manera de contratar y un valor profesional

Las empresas deben mirar más allá de los títulos a la hora de contratar, pues la generación Z es autodidacta, pues los manuales y guías digitales son fundamentales para adquirir habilidades y conocimientos que necesitan.

2. Menos jefes, más mentores

No quieren jefes que les indiquen qué hacer, sino quién dialogue y guie hacia el éxito, en definitiva un líder capaz de gestionar un equipo de trabajo colaborativo y creativo. Quieren que sus opiniones sean escuchadas y tomadas en cuenta.

3. La tecnología para mejorar eficiencia

Adoran las redes sociales, en especial Instagram y Youube, y son capaces de utilizar distintas plataformas digitales al mismo tiempo, hasta una media de 5 pantallas a la vez. Las empresas que enfocan sus esfuerzos en tecnología y mejoran la eficiencia, involucran y atraerán a la nueva generación.

4. Cultura y valores

Esta generación quiere reflejarse en los valores de la compañía para la que trabaja. Una compañía con valores éticos, impacto en la comunidad y responsabilidad social llaman la atención de la generación Z. Para las empresas, será cada vez más necesario que tengan un propósito bien definido y se dediquen a definir y cuidar su marca, como su reputación.

Total
14
Shares