Existe un nuevo reto para los trabajadores y las empresas: el trabajo remoto. Este nuevo método ha venido a delatar otras realidades, como aquellas a las que se enfrenta cada individuo para continuar con su trabajo desde casa dependiendo de su edad, situación familiar, etc.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), hasta 2018, el 72.9% del total de las mujeres que trabajan eran madres. Plantando este panorama en la situación actual, refiere un reto diferente, desde organización de tiempo, cambio de paradigmas, autoreconocimiento y quiebre de creencias culturales.

En este sentido, conversamos con Mónica Moreno, head of market para Milenium Group México. Desde su perspectiva, nos compartió cómo esta puede ser la oportunidad ideal para reestructurar los planes empresariales y familiares para crear espacios más flexibles y que funcionen de manera óptima.

Mónica tiene un amplio conocimiento en la creación y desarrollo de estrategias de comunicación y marketing, con herramientas branding, plataformas digitales, marketing de producto y relaciones públicas . Además de ser consejera de proyectos en startups en Latinoamérica.

En la foto, Mónica Moreno, head of market para Milenium Group México.

Considera tres pasos esenciales hacia una nueva cultura empresarial y personal:

  1. Reconocimiento:
    “Creo que lo primero que tenemos que hacer es un ejercicio de autoconocimiento para reconocer nuestras capacidades, qué queremos y a dónde queremos llegar”, dice Moreno. Agrega que esta es la base para generar cualquier cambio en nuestro entorno.
  2. Redes de apoyo:
    “Necesitamos crear estrategias en equipo. Bien dicen que ‘si quieres llegar rápido, hazlo solo; pero si quieres llegar lejos, hazlo acompañado’ y es eso, tal ves si yo sola puedo lograr el 100%, con mi equipo puedo el 4000% y no es sólo en el trabajo, necesitamos organizarnos en equipo en la casa (…) Es necesario aprender a delegar y confiar en nuestro equipo”.
  3. Cambiar el chip:
    Aquí radica la importancia de romper con las ideas culturales y paradigmas que establecen qué debe, o no, hacer una mujer. La convivencia en casa debe llevarnos a perder el miedo, delegar y dividir las labores propias del hogar así como con los hijos.

Estos tres pilares dan pie al cambio, desde cómo solicitar o negociar horarios más flexibles, aumentos de sueldo, entre otras cosas. Otro punto importante que resalta Mónica Moreno es la implementación de la tecnología como un aliado.

“Tenemos que apoyarnos en la tecnología. De verdad que la tecnología es nuestra amiga. Lo vemos ahora, por ejemplo, cuando tenemos que hacer reuniones con nuestros equipos de trabajo, ponernos en contacto con los demás…”, apunta.

Moreno aterriza todas estas ideas desde la experiencia, pues justamente su labor desde Milenium Group ha sido a distancia desde el comienzo. Ella dirige su trabajo hacia la gestión de indicadores y resultados, así como la importancia de estar en constante aprendizaje y consolidación de equipos de trabajo de alto rendimiento.

Por ello, recalca el valor de que las empresas y las emprendedoras implementen estrategias y planes de trabajo que les permitan adaptarse a esta “nueva realidad” de modelo de trabajo, eso les dará la ventaja. Finalmente subraya el papel fundamental de las mujeres en los espacios de trabajo y la importancia del autoconocimiento y reconocimiento personal.