Rojo amanecer y anochecer - Mujer Ejecutiva

Leonor Quiroz Carrillo
Presidenta de la Comisión Nacional de Ética e Integridad de Coparmex

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante agosto pasado,;378 mujeres fueron asesinadas, 105 por feminicidio y 273 por homicidio doloso, teniendo así un promedio de 13 mujeres asesinadas diariamente.

Es la cifra histórica mensual más alta desde el 2015. Es crucial señalar que,;considerando ese año como base, la dolorosa violencia en contra de las mujeres y;niñas ha aumentado a cifras alarmantes, triplicándose los feminicidios y duplicándose la violación.

Estos números;tienen rostro de mujeres y niñas a las que se les cosificó, lastimó y asesinó, borrando de tajo su vida y dejando un vacío inmenso en sus familias, muchas de ellas hoy con hijas e hijos huérfanos;que padecen la ausencia violenta de sus madres.

►TE PUEDE INTERESAR► 3 tips infalibles para combatir el estrés rojo

No podemos dejar de reconocer que el Estado y la sociedad también tienen culpa por normalizar la violencia contra las mujeres desde su infancia,;en donde muchas de ellas por usos y costumbres de sus comunidades, son discriminadas dentro de su;núcleo familiar negándoles el acceso a la misma nutrición, salud y educación que sus hermanos.

Como sociedad debemos sentir vergüenza y dolor desde lo más profundo de nuestras entrañas, debemos romper;la indiferencia que nos está matando y ser conscientes del color rojo con el que diariamente y cada vez más,;se mancha el rostro y cuerpo de las niñas y mujeres en nuestro país.

Nuestra sociedad machista que normaliza la violencia y un Estado negligente en la atención de esta realidad, es una amenaza constante a la mitad de la población.

►TE PUEDE INTERESAR► Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Creamos siempre a las víctimas, enseñemos a nuestras niñas en casa a no callar y a pedir ayuda, abracemos con empatía y solidaridad a nuestras amigas violentadas, compañeras de trabajo y familia, creando para ellas un círculo de confianza y acompañamiento tal, que se sientan protegidas y con valor para denunciar a su agresor.

Esa detección y acompañamiento oportuno salvará esa vida. La apatía ante este deleznable fenómeno es desnaturalizarnos como humanidad y permitir ante nuestros ojos que a las mujeres nos sigan invisibilizando, cosificando, discriminando, mal tratando y eliminando de la vida que nos es interrumpida por el hombre enfermo que nos mata y por nuestra familia, el Estado y la sociedad que nos abandona.

Hoy, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, sintamos como propio el dolor del rojo amanecer y anochecer de las niñas y mujeres que son violentadas y las 13 que hoy, ya no estarán aquí. #OpiniónCoparmex.

Rojo amanecer y anochecer

►TE PUEDE INTERESAR► 8 hábitos terribles que drenan tu energía

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.