¿Quién dijo que tener un cabello largo y saludable es imposible? 

Cuando nuestro cabello está maltratado, con nudos, reseco, falta de brillo o puntas abiertas, es común que la primera solución en la que pensemos sea cortarlo. Pero antes de que decidas hacerlo mejor repáralo, porque un pelo dañado no crece fuerte ni tan rápido.

Estos son algunos cuidados que puedes poner en marcha para tener un pelo largo, hidratado y saludable:

  1. Eres lo que comes: para acelerar el proceso de crecimiento incluye en tu dieta alimentos ricos en zinc, cobre y hierro.
  2. Hidratación completa: trata de tomar 2 litros de agua al día. Si acudes con un nutriólogo te indicará cuál es la cantidad adecuada de líquido para tu peso, edad y estatura.
  3. Mantén tu pelo limpio: lavándolo suavemente y utilizando agua tibia o fría. Acompaña esta limpieza profunda con los productos adecuados para este cuidado.
  4. ¿Puntas dañadas?: si sientes que tus puntas están muy dañadas, utiliza una vez a la semana ampolletas de restauración para reducir la pérdida de proteínas y reparar las cutículas.
  5. Utiliza un cepillo adecuado: busca el que sea ideal para tu tipo de pelo y cepíllalo suavemente iniciando de las puntas, de esa manera evitarás que se quiebre.

No olvides seguir estas recomendaciones para tener un pelo largo y sano dándole los cuidados que necesita.