El skincare, además de contribuir para tener un cutis saludable, terso, hidratado y libre de bacterias te permite cuidar tu autoestima

A más de un año del inicio de la pandemia por COVID-19, la crisis sanitaria mundial ha dado un giro de 360° a nuestro estilo de vida; la necesidad de quedarse en casa para evitar el contacto con otras personas nos “acostumbró” a vestir con pijama 24/7, descuidar el peinado y desafortunadamente también nos llevó a no ser tan cuidadosas con la rutina de nuestra piel.

Pero ¿qué pasa si te digo que descuidar del cutis durante la pandemia es un gran gran error? Sí, así es y es que ahora más que nunca, nuestra piel necesita permanecer hidratada y protegida todo el tiempo ya que las nuevas rutinas, el estrés y el uso constante de cubrebocas puede llegar a dañarla debido a la sobreexposición a la humedad, sudor y la falta de aire directo, provocando brotes de acné, resequedad, piel grasa o incluso reacciones alérgicas como el salpullido.

Es cierto que no podemos abandonar el uso de cubrebocas ya que es un must para disminuir la propagación del virus, pero sí podemos crear nuevas rutinas adaptadas a las necesidades recientes y lograr esa piel de porcelana que tanto anhelamos. El skincare, además de contribuir para tener un cutis saludable, terso, hidratado y libre de bacterias te permite cuidar tu autoestima, esto se debe a que “de la vista nace el amor”, por lo que mantener nuestra piel cuidada y protegida es uno de los mayores aliados del amor propio y una de las herramientas más poderosas para aumentar la confianza en nosotros mismos.

Mira estos 5 tips para cuidar nuestra piel en pandemia y lograr un cutis saludable:

Limpia por la mañana y noche:

Es una realidad, el exterior es más sucio de lo que creemos y es por esto por lo que lavar nuestra cara es fundamental para evitar infecciones, manchas y aceleramiento en las líneas de expresión. Limpiar a profundidad debe ser tu primer paso por las mañanas ya que por la noche solemos transpirar hasta 40% más que durante nuestra actividad en el día.

Durante la noche limpiar tu rostro debe ser una de tus prioridades para retirar de tu piel el exceso de contaminación, células muertas y restos de maquillaje que pueden llegar a obstruir tus poros y provocar brotes de acné. Especialmente en pandemia, si tenemos que salir, la recomendación es limpiar bien el rostro para evitar el contacto con algún agente externo que pueda afectar la salud.

Hidrata:

La piel es la protección ante el exterior por lo que su hidratación es imprescindible durante tu rutina de beauty para lucir tersa, saludable y luminosa, sin importar si la piel es grasa, reseca o mixta.

El cambio de clima, la exposición al sol y la humedad provocada por el cubrebocas pueden causar una descompensación, desencadenando una serie de reacciones como la aparición de acné o rojeces, por lo que beber agua abundante y mantener tu piel hidratada con la crema o emulsión ideal para ti contribuye en gran medida a dar una apariencia joven y sana al cutis (incluso con el cubrebocas).

Usa bloqueador:

Sí, lo sabemos, has escuchado esta frase una y otra vez (y probablemente te la repetiremos mil veces más), y es que el uso de bloqueador solar es tan importante que no queremos que lo olvides. Su uso diario no solo evita la aparición de manchas, resequedad y el envejecimiento prematuro de la piel, sino que contribuye en gran medida a evitar contacto con los rayos UV, los cuales pueden causar enfermedades en la dermis como es el cáncer de piel.

Utiliza bloqueadores con base de agua que sean amigables con el cutis, incluso con el cubrebocas, tu piel siempre necesita protegerse ante los rayos del sol.

Limita el uso de maquillaje:

Lo sé, dejar nuestro labial favorito en casa no es nuestro sueño ideal cuando salimos, pero ¿realmente lo necesitamos al usar cubrebocas? Probablemente no.

El maquillaje, más el uso de cubrebocas puede no ser la mejor combinación ya que la humedad causada por la mascarilla puede incentivar el crecimiento de bacterias en nuestra piel y si nos encontramos usando base, BB cream o polvos compactos, puede crearse el escenario ideal para una guerra con las espinillas.

Pero no te preocupes, una opción para continuar usando makeup es ponernos creativas con las sombras de ojos para lograr looks con miradas impresionantes y pestañas de ensueño.

Fuente: Aprende Institute