El impacto de la cerveza en la económica mexicana - Mujer Ejecutiva

¿Has pensado cuánta importancia tiene para la economía de nuestro país la cerveza que te tomaste en aquella reunión o la que disfrutabas mientras estabas de descanso en la playa (…)? 

Pues gracias a ti y a los millones de mexicanos que la hemos consumido alguna vez en nuestras vidas, la industria Cervecera junto con toda su cadena productiva hace de México el cuarto productor cervecero más importante a nivel mundial, aportando el 1% del PIB en México y otorgando año con año aproximadamente 655,000 empleos, tanto directos como indirectos. Para hacer más claro este panorama, Alemania es el 5º productor cervecero más importante del mundo produciendo anualmente 95 millones de hectolitros; 25 millones menos que México.

Otro dato importante es que EE. UU importa cada año el 79% de la producción total, lo que le da el título de cliente estrella; pero no termina aquí, México también tiene grandes consumidores en su territorio y además exporta a otros 180 países, siendo el principal exportador de cerveza en el mundo.

►TE PUEDE INTERESAR► Principios del empoderamiento femenino

Ahora que ya tenemos estos antecedentes, ¿cómo impacta realmente a nuestra salud económica? Te vamos a explicar muy fácil. En promedio, cada mexicano a partir de los 18 años consume 60L de cerveza al año, claramente es un número altísimo y habrá quien consuma más, o menos de esa cantidad; pero también es cierto que es uno de los productos más afecta la inflación debido a su inelasticidad. En otras palabras, aunque la cerveza sea más cara, la gente seguirá comprándola.

El impuesto que se paga por cada una de estas bebidas es cercano al 26.5% para la cerveza “normal” (las que todos conocemos como clara, oscura, ámbar (…) que se vende por grandes empresas) y un poco más alto para las cervezas artesanales; de ahí que sus precios sean mucho más elevados. ¿Adivina qué? La mayor parte de ese impuesto es aplicado al precio de venta y ¡tú lo pagas!

¿Por qué pasa esto? Hace algunos años, existía un duopolio con una estructura muy deficiente por los acuerdos que llegaban a hacer en beneficio propio, pero años más tarde comenzaron a surgir más productoras, tanto de cerveza común como de cerveza artesanal, lo que dejó en desventaja a las dos pioneras ya que los consumidores tenían más opciones para elegir y comprar la que mejor se adaptara a su gusto y presupuesto.  

A pesar de ello, la demanda sigue creciendo y la oferta no se queda atrás. Ahora que ya sabes todo esto, el mensaje que queremos dejarte es que fomentes el consumo responsable, por tu bien y el de tu bolsillo.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookTwitter e Instagram