De acuerdo con Kristalina Georgieva, directora general del FMI, la recuperación económica requerirá apoyar a los colectivos más vulnerables, como las mujeres y los jóvenes 

La directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ha asegurado este martes que la recuperación de la economía global, muy afectada por la pandemia de COVID-19, ha de ser “verde e inclusiva” o no podrá superar la crisis provocada por la pandemia.

Después de que el organismo haya presentado su informe de perspectivas para 2021, y durante su intervención en un debate virtual del Foro Económico Mundial, Georgieva ha recordado que se han revisado al alza las previsiones de crecimiento económico mundial al 5.5 % en 2021, tres décimas más de lo anticipado en octubre, gracias a las expectativas de recuperación por la vacuna y el apoyo fiscal adicional en Estados Unidos (EU) y Japón.

En 2021, ha explicado, se va a celebrar “una carrera entre un virus mutante y las vacunas”, que es preciso ganar, pero además habrá que respaldar la acción de los gobiernos para apoyar a los colectivos más vulnerables, como las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco cualificados.

Asimismo, será preciso “revitalizar la cooperación global”, ya que a menos que el capitalismo consiga “acercar a las personas y reducir la desigualdad no saldremos de esta crisis”, ya que existen aún demasiadas divergencias entre los países más ricos y los más pobres.

La pandemia “nos hizo más sobrios” y más capaces de valorar en su justa medida lo que de verdad importa, ha añadido, y ahí es donde entra la oportunidad de llevar a cabo “la transición a una economía verde”.

Georgieva ha pedido a las empresas “determinación” a la hora de emprender una “gran transformación” hacia un “capitalismo que funcione para todos”, que ha resumido en “un futuro verde, justo e inclusivo”.

En general, el FMI ve en las medidas fiscales adoptadas “mucha más atención a la integración de los riesgos climáticos y, lo que es más importante, oportunidades para las transiciones a la nueva economía climática”, ha indicado.