En 2016, el sueño de una mujer que quería ser su propia jefa se hizo realidad. Su nombre es Geraldine José, creadora y directora general de YING, agencia especializada en crear estrategias de valor entre marcas e influencers.

En entrevista para Mujer Ejecutiva, José cuenta que antes de echar a andar su propio negocio trabajó en distintas empresas, que además de ayudarle con su formación, reafirmaron su idea de que emprender iba más allá de un deseo y se había trasformado en una necesidad.

«Gracias a esos trabajos, me di cuenta de que yo nací para emprender, para ser dueña de mis propios tiempos, tener libertad y sobre todo hacer a mi manera lo que más amo y me apasiona: las relaciones públicas», comenta.

Geraldine decidió dedicarse a las relaciones públicas pues le gusta el contacto con las personas, ayudar a la marcas y brindar un trato humano cálido y respetuoso; sin embargo, esta consiente de que asumir el reto de emprender no es sencillo. La clave está, según comenta, en confiar en uno mismo.

TE PUEDE INTERESARCASO DE ÉXITO: PAULINA CASSO

«Yo siempre he pensando que existe mucho miedo a emprender  y es completamente normal, pero también es muy cierto que hay mil y un buenas ideas y que por temor no se explotan, no se llevan a cabo. Todos somos capaces de lograr lo que queramos, sólo es cuestión de tiempo, amor y lo más importante: confianza en ti mismo», agregó.
En la foto, Geraldine José.

YING, el nombre de su empresa, lo adoptó pues en chino esta palabra hace referencia a la victoria, el poder e influencia positiva. Y es justo esa energía la que ha procurado inyectar a su vida y negocio en este momento de crisis:

«Hoy en día, con la situación que estamos viviendo en el mundo, desafortunadamente tengo detenidos muchos proyectos; sin embargo, he dedicado mi tiempo a impartir talleres online de relaciones públicas, influencer marketing y patrocinios. Estoy muy agradecida con el resultado ya que amo compartir y enseñar lo que sé».

Geraldine se define a sí misma como una «coleccionista de experiencias y fiel creyente del balance y el equilibrio #joyoflife». Otros aspectos que le apasionan son la comida, los viajes, el ejercicio y los deportes extremos.

«Desde chica mis papás me enseñaron el amor a viajar y conocer el mundo ya que soy de la opinión de que la vida está formada de experiencias y que cuando llega la hora de partir, lo que te llevas son los momentos que lo hacen sentir a uno vivo», finalizó.