Pareciera imposible de creer, pero actualmente existe una gran cantidad de proyectos que están surgiendo en medio de la crisis por la que estamos pasando, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en lo que va de la pandemia, en México nacieron 619 mil 443 establecimientos, los cuales se han abierto con el objetivo de innovar en algún segmento, crear oportunidades de negocios, o sostener a una familia.

De acuerdo con los directivos de Válzer, “aunque el rol de emprendedor es visto como algo increíble, lo cierto es que también hay diversas dificultades de las que poco se habla”, y hoy queremos revelarlas para ti.

  1. Trabajarás más que antes: La mayoría de los emprendedores se independizan para tener más libertad, lo cierto es que iniciar un negocio requiere que se invierta mucho tiempo, recuerda que detrás de todo éxito siempre hay trabajo duro.
  2. Te llevará tiempo ganar dinero: Ver tu ganancia puede que tarde más de lo que esperabas, esto ocurre porque surgirán gastos que no tenías planeado, o porque la ganancia que llegues a tener tendrá que reinvertirse para continuar con la operación.
  3. Conseguir inversionistas no es tan fácil: Conseguir un préstamo, una inversión o financiamiento puede llevar mucho tiempo, esto es por los procesos y requisitos que se piden. Desafortunadamente las instituciones bancarias hacen más complicado este proceso para los pequeños emprendedores, quienes no logran cumplir con todos los requerimientos.
  1. Facebook no es lo único que necesitas: No lo vamos a negar, las redes sociales ocupan un lugar muy importante en un negocio, sin embargo la estrategia de marca debe ir más allá. Para lograr el correcto funcionamiento de un negocio es necesario contar con una estrategia de comunicación completa, que definan estrategias, tonos, canales y mensajes para cada audiencia. Si bien es imprescindible tener redes sociales, lo cierto es que no son todo lo que necesitas para triunfar
  2. No todo lo tienes que hacer tú: Cuando inicias un negocio es muy común querer inmiscuirse en cada acción; a veces esto se debe a la falta de recursos económicos para contratar a alguien más, o por la falta de confianza en los demás para poder desarrollar las actividades. Hacerte cargo de todas las acciones del negocio hará que no te enfoques en nada concreto.
  3. La correcta administración puede salvarte de la quiebra: No queremos mentirte, la administración de un negocio no es nada sencillo, sin embargo es parte esencial. Tener claridad en los números, ingresos y egresos te permitirá entender cómo está tu flujo de efectivo y dónde está parada tu empresa.
  4. Ser diferente hace la diferencia: Iniciar un negocio con un claro diferenciador te puede poner un paso delante de la competencia, no necesitas inventar el hilo negro, solo centrarte en ofrecer un beneficio que te destaque del resto del mercado y que sea lo que tu target necesita.
  5. El plan de trabajo es básico: Se trata de uno de los principales pasos que debes dar antes de comenzar tu negocio. Éste te ayudará a no quitar los ojos de la meta y mantenerte siempre apegado al plan. Tener un esquema de trabajo claro y conciso, te ayudará a descubrir vulnerabilidades de tu negocio, aspectos que no se tienen cubiertos, las áreas más sensibles, así como entender por qué tus metas podrían ser rebasadas o imposibles de lograr.
  6. Vas a querer renunciar a cada segundo: El camino del emprendimiento es arduo, y necesitarás ir con paso firme en cada decisión que tomes; sufrirás dificultades, decepciones y fracasos, lo importante es que no te des por vencido, bien dicen que el que persevera alcanza. Cada que quieras renunciar encuentra un motivo y recuerda por qué iniciaste este proyecto, algunas veces solo tendrás que confiar, darte un tiempo para re-estructurarte e intentarlo una vez más.
  7. Va a valer la pena: Todo beneficio implica sacrificios y esfuerzo, pero en el momento menos esperado llegará tu recompensa y será muy satisfactoria.