Inteligencia emocional: Lo que nadie te dice - Mujer Ejecutiva

Seguramente has escuchado sobre la Inteligencia emocional, pero, ¿sabes a qué se refiere y cómo usarla a tu favor? Platiquemos un poco de ello.

La Inteligencia emocional es un concepto que surge en 1983 con el psicólogo Howard Gardner; quien la define como la capacidad de conocer y controlar las emociones personales, así como percibir y empatizar con emociones ajenas. La verdad es que toma más tiempo de lo que creemos, pero una vez que adquieres este súper poder tu vida cambiará en todos los aspectos. En las siguientes líneas aprenderás a identificar ciertas situaciones que podrás tomar como punto de partida para construir tu inteligencia emocional.

  1. Tomarse todo como algo personal: ¿Te ha pasado? Es muy probable que en alguna ocasión reaccionaste involuntariamente sobre cierta persona y después lo lamentaste. Antes de actuar, piensa qué pasará después de ello y evita problemas que podrían llevarte a sentimientos depresivos.
  2. Ver los desafíos como amenazas: ¿Cómo percibes los desacuerdos?, ¿piensas que todos están mal, excepto tú?, ¿te abruma la incertidumbre? Te recomendamos poner atención en ello para evitar la desesperación.
  3. Tomar los problemas de otros como propios: Empatizar no significa apropiarte de la vida ajena; es más bien comprender y ayudar en lo posible para evitar conflictos que puedan afectarte en el futuro.
  4. Cambiar ideas y sentimientos para “encajar” con otros: No existimos para caerle bien a todo el mundo. La clave está en la manera de expresarte hacia los demás sin dejar a un lado tu esencia.

¿Cómo se manifiesta la Inteligencia Emocional en una persona?

  • Empatía: Es la capacidad de comprender situaciones externas sin afectar nuestro sentir.
  • Motivación: Una persona motivada, encontrará soluciones ante casi cualquier escenario.
  • Autoconciencia: Refiere a la aceptación y responsabilidad de nuestro comportamiento.
  • Comunicación: Quien trabaja su inteligencia emocional, es capaz de comunicarse abiertamente con otras personas, externando sus ideas, opiniones y desacuerdos.
  • Liderazgo: Cuando se logra el autocontrol, guiar a otros se vuelve más sencillo.

En conclusión, aprender a manejar tus emociones te ayudará en gran medida a adaptarte socialmente y obtener resultados positivos hacia otras personas; desde relaciones laborales hasta las familiares y sentimentales. ¡Atrévete a trabajar con tu interior, te sorprenderás!

►TE PUEDE INTERESAR►  ¿Se pueden medir las emociones?

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.