El sueño de tener tu casa propia puede ser una realidad, sobre todo si lo trabajas en equipo

Tener una casa propia es un sueño para muchos; se trata de un compromiso a largo plazo que requiere disciplina, responsabilidad y una fuerte inversión de capital.

En este sentido, el esfuerzo puede ser conjunto y convertirse en un objetivo común para la familia, ésta resulta una forma más sencilla para lograrlo en un menor tiempo, pues todos contribuirán. Para ayudar a las familias en esta tarea, compartimos 5 consejos para comenzar ahorrar y adquirir un hogar entre todos:

 1. Calcula

Antes de comenzar a ahorras, es necesario tener claridad en las finanzas familiares permite, así se evita descuidar los gastos diarios mientras avanzamos hacia la meta.

¿Cómo? Es necesario conocer el ingreso mensual de cada integrante, los gastos correspondientes del mes, y además contemplar un monto extra de ahorro para atender emergencias. Lo ideal es destinar 50% del ingreso en gastos fijos, 30% gastos en recreación y un 20% al ahorro.

2. Genera más ingresos

La cuarentena ha llevado a las personas a repensar sus planes de negocio y a reformular sus necesidades. Buscar ingresos extra te puede ayudar a disminuir el tiempo de ahorro y alcanzar antes la meta de comprar tu casa; pero recuerda, un negocio tiene sus propias obligaciones financieras, por lo cual debes administrar correctamente tu tiempo para este proyecto. Piensa en tu patrimonio y cómo esto ayudará a sumar a la meta de tu familia.

3. Economiza

Pequeñas acciones en tu día a día pueden generar grandes cambios en el  futuro, o en este caso, mayor ahorro. Revalora las compras de algunos productos, sólo compra lo necesario y ahorra en los servicios básicos de casa, como la electricidad, al utilizar electrodomésticos de bajo consumo o ahorradores.

4. Comparte

Es un gran motivador compartir los avances, tal vez cada fin de mes pueden realizar una junta para ver el crecimiento y aporte de cada persona, de forma que todos tengan claros los avances. Vean diferentes opciones  juntos, tal vez encuentren un proyecto en pre-venta que les dé más tiempo para ahorrar.

5. Analiza

Juntos negocien las comodidades que pueden tener en su casa, la zona, los servicios y las rutas de transporte. Valoren las diferentes opciones en créditos hipotecarios; muchas veces al unir sus ingresos, las parejas tienen opciones para acceder a mejores créditos con mayores montos, lo cual permite tener un fondo de emergencias mayor.

Fuente: La Haus