En México, 6 de cada 10 personas adultas, equivalente a 42 millones, no llevan un registro de sus gastos

Gracias a la pandemia las plataformas de streaming han sido uno de los negocios “ganadores” frente a la situación, tanto así que para ellas durante 2020 casi logran duplicar el número de suscriptores de pago. Por supuesto, este escenario se ha visto reflejado en las billeteras de los millennials, sus principales usuarios.

Una encuesta, confirma que los mexicanos realizan el gasto de contratar un servicio de streaming; el 89% de las personas encuestadas que consumen servicios de video vía streaming en México contrata Netflix, le siguen Amazon Prime con un 45%, HBO Go 17% y Disney plus con 5.5%. Sin embargo, en dichas plataformas digitales ya se ha confirmado el aumento de sus precios para el 2021.

 

“Lo mejor que podemos hacer en el inicio de año, es planificar, modificar y hacer registro de nuestros gastos, este es un excelente momento para arrancar desde cero, plantear nuevas metas y consolidar nuevos estilos de vida y hábitos de consumo como lo es el entretenimiento”, señala Ana Fernanda de las Fuentes, Directora de Estrategias de Educación Financiera en Cumplo México, plataforma de crowdfunding para Pymes.

Aunque las plataformas de streaming son herramientas de pasatiempo para la vida diaria, debes tener precaución, pues son este tipo de gastos los que si bien podemos considerar insignificantes, pero que a mediano plazo resultan tener una gran carga.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), indican que 6 de cada 10 personas adultas en nuestro país (42 millones) no llevan un registro de sus gastos.

A los servicios ya mencionados se les suman otros como plataformas de música o de movilidad como Spotify y Uber.

Fernanda advierte que hoy más que nunca es elemental contar con un planificador de gastos, que analice presupuestos, ingresos, gastos y ahorro y buscar información sobre consejos para el mejor aprovechamiento del dinero.

“Lo primordial es detectar en qué se nos va el dinero, realizar modificaciones para que no solo logremos un ahorro, sino que con los instrumentos adecuados podamos hacerlo crecer”.

Así que este comienzo de año, ejecuta tu tradicional lista de propósitos, acompañada de tu presupuesto de gastos de plataformas de streaming, a la vez que buscas alternativas gratuitas (Youtube, Pluto TV, Vudu), así como hábitos que enriquezcan tu tiempo; como leer esos libros que hace meses compraste, aprender a cocinar las opciones del recetario de la abuela o simplemente realizar meditación. Comienza con metas cortas para que en el mediano plazo busques retos que te lleven a ahorrar e invertir en experiencias inolvidables.