Existen muchos métodos para saldar nuestras deudas antes de que el problema se salga de nuestras manos

Como primerizos en el mundo de las finanzas llegamos a cometer errores cuando empezamos a usar créditos, sobre todo, cuando mandamos las compras a meses, vamos acumulando pequeñas cantidades y un día nos damos cuenta de que ya tenemos una gran deuda ¿Qué hago en estos casos? Existen muchos métodos para saldar nuestras deudas antes de que se convierte en algo que se nos salga de las manos y se vuelva bola de nieve.

Está a punto de terminar 2020, un año difícil para algunos, y para otros, peor. Si las deudas te ahogan, y no ves salida a los altos intereses o mensualidades, identifica tus deudas, jerarquiza y paga una a una, sé constante y mejorarás tu situación financiera.

Algunas recomendaciones para salir a flote ante las deudas a tope:

  1. Pagar más del mínimo: los pagos mínimos (cantidad más pequeña requerida el banco para mantener el crédito vigente y que no te reporten con mora al Buró de Crédito) sólo reducen una pequeña parte de la deuda, y puedes tardar años en liquidarla. Así, que es mejor pagar más del mínimo o liquidar la deuda con otro crédito más accesible, y justo.
  2. Reduce o elimina el uso de tarjetas de crédito: La principal causa de los problemas con las tarjetas de crédito es el uso desmedido y olvidar las fechas de corte y pago. Por lo que te recomendamos no usarlas hasta que retomes el control de tus finanzas. Una buena idea: es no cargarlas en la cartera.
  3. Corta gastos: Haz un análisis de tus gastos, y si realmente lo deseas y asumes el compromiso contigo mismo, podrás evitar los gastos desmedidos, incluso los hormiga o no planeados ya que son muchas veces la causa de las fugas de efectivo.
  4. Busca refinanciar tu deuda: Cuando no puedes pagar más del mínimo, sí se vale refinanciar deuda con deuda, es una buena estrategia siempre y cuando el nuevo crédito tenga una menor tasa, así pagarás menos intereses.

¿Es válido pagar una deuda con otro crédito más justo?

De acuerdo con Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com, debes tener claro el presupuesto mensual y dejar de gastar en cosas innecesarias, luego, ordena las deudas de la más pequeña a la más grande, tomando en cuenta los interesas que generan. Recuerda: lo peor que puedes hacer es dejar de pagar. Pagar una deuda con otra es una estrategia válida si el nuevo crédito es con una tasa más baja.

Cabe señalar que las deudas más caras son aquellas cuyo Costo Anual Total (CAT) es el más alto. Dales prioridad a estos créditos para pagarlos lo más rápido posible. Cuando son tarjetas puedes pagar más del mínimo, o si se trata de créditos personales hacer abonos a capital te permite reducir el monto de los pagos mensuales. En el caso de los préstamos personales infórmate primero si esto es posible, ya que algunas instituciones aplican recargos en abonos a capital o de plano no los permiten.

“Jerarquiza y ve eliminando las deudas, comienza con la que genere mayores intereses, y así con cada una de ellas hasta terminar de liquidarlas todas. Es importante que no te confíes y empieces a gastar de nuevo al pensar que ya tienes más dinero disponible, la efectividad de esta técnica radica en la constancia, la disciplina, ten fuerza de voluntad para apegarte al plan para salir del ahogamiento por deudas”, concluyó Obregón.