Si estás en planes de mudarte, independizarte e iniciar una vida por tu cuenta, toma en cuenta estos tips que te ayudarán en el proceso

En México, los hogares unipersonales se duplicaron en el transcurso de 25 años: pasaron de 5% en 1990, a 10.1% en 2015; la población que habita en este tipo de hogares se incrementó de ser 1.0% a 2.7%, de acuerdo con la revista sobre los Procesos Demográficos en México hoy.

En los países de América Latina, además de ser un tema económico, la independencia es también un asunto cultural, ya que somos más dependientes de la familia, y se ve reflejado más entre las clases baja y media, incluso muchas veces los hijos continúan en el hogar familiar hasta los 30 años o más. Algunos se van cuando se casan.

Una de las dudas más frecuentes es: ¿Cuánto me cuesta vivir solo?

Buscar la independencia no es fácil, dejar el hogar familiar y ser autónomo en lo económico y en lo social, es un gran reto, aunque muchos únicamente se fijan en cómo hacer frente a los gastos.

Si estás en planes de mudarte, independizarte e iniciar una vida por tu cuenta, es muy emocionante este periodo, pero también puede generarte miedo saber que tendrás que hacer frente a muchas cosas por ti misma, y que claro, en el proceso te vas a equivocar, pero sobre todo, aprenderás mucho.

Compartimos 3 tips esenciales que serán de gran ayuda en esta nueva vida que estás por comenzar:

1. Tu mejor amigo: un plan financiero

Antes de iniciar tu aventura de independizarte, es importante que consideres varios gastos fijos como la renta, servicios y alimentación.

Es muy fácil perder el hilo de nuestros gastos, pero para evitarlo, necesitarás un plan financiero que debes elaborar cuidadosamente, haciendo hincapié en tus gastos fijos que son aquellos que tienes que pagar sí, sí o sí. Este plan lo puedes elaborar por quincena, por mes o incluso por semana para que no gastes más de lo permitido.

En el top de tu plan financiero, debes poner por supuesto tu renta, ya que si no hay depa pues no hay vida por tu cuenta; seguido de los servicios (luz, agua, gas, Internet, telefonía, etc); luego el transporte (como te moverás en auto, taxi o transporte público); y finalmente, el presupuesto para despensa que lo puedes separar por semana si es que así estarás realizando las compras. A final deja un apartado para dos categorías más: ahorro y gustos.

2. Cambia tus hábitos

Cuando vivimos cómodamente en casa de nuestros padres, pues es común que el dinero que ganamos lo utilicemos para darnos muchos gustos y antojos. Tal vez la suscripción a varios servicios streaming, pedir constantemente comida a domicilio, gastar mucho cuando salimos de fiesta con amigos, etc.

Ahora viviendo solo tus hábitos deben de cambiar pues deberás hacerte cargo de tu ingreso y de tus gastos. Si después de un análisis prefieres un compañero de vivienda o roomie con el cual compartir los gastos para aligerarlos, está muy bien. No temas a cambiar un poco tu estilo de vida mientras te adaptas a esta nueva etapa, con tu o varios roomies pueden elegir un servicio de streaming y pagar juntos la mensualidad.

En este punto, es muy importante que si tienes tarjeta de crédito, y acostumbrabas a usarla constantemente, limites su uso a únicamente lo indispensable o en caso de emergencias, ya que de lo contrario tu bolsillo puede verse en problemas.

3. Ahorra o mejor aún invierte

Por supuesto que debes tener un guardadito para hacer frente a cualquier eventualidad que surja en tu camino, y a pesar de que mucho se habla del ahorro, te recomiendo mejor invertir. No necesitas ganar millones al mes para abrir una cuenta de inversión y poner tu dinero a trabajar. Lo que importa es la constancia y que antes de gastar en cosas innecesarias, primero ahorres un poco cada quincena.

Lo importante de esta cuenta de ahorro-inversión que tengas, es que tu dinero esté disponible en caso de que lo necesites.

¡Mucho éxito en esta nueva vida que estás por comenzar!

Fuente: Prestadero