La generación millennial ya no está conformada por niños, el tiempo ha pasado, ellos han crecido y sus metas y objetivos son distintos. Al tratarse de un sector económica y laboralmente activo, este grupo se encuentra cada vez más interesado por adquirir una vivienda propia.

De acuerdo con la startup La Haus, una de las mayores exigencias es que los agentes y desarrolladores inmobiliarios generen una oferta de vanguardia, implementado innovadores procesos de compra-venta.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) ha revelado que esta generación representa el 46% de la población en México

Una de las características de los millennials es que en su periodo de vida entre los 20 y 30 años, no planificaron a largo plazo, dando prioridad a vivir experiencias significativas como viajes y apoyar causas ambientales. En lo referente a la vivienda, esta generación se decantó por rentar inmuebles con “roomies” por un largo periodo, como forma de independizarse; sin embargo, en este año buscan adquirir su propio hogar, pues la búsqueda de casas en venta por su parte en portales inmobiliarios se ha incrementado, asegura la startup.

En el caso de La Haus, sus principales compradores tienen entre 25 y 35 años, mayoritariamente solteros, sin hijos y más de la mitad pagaban renta hasta antes de buscar casa propia.

Principales intereses de esta generación al momento de buscar un inmueble

  • Buscan la guía de un asesor para concretar la venta; éste debe entender sus necesidades sin complicación y brindar acompañamiento en todo momento para solucionar cualquier duda o problema que surja en el proceso.
  • Los solteros de esta generación buscan contar con amenidades y espacios recreativos para su ocio y activación física, como alberca, gimnasio, roof garden y salón de usos múltiples, aunque el espacio en donde vivan sea más pequeño.
  • Sus gustos sobre las cualidades de una vivienda, respecto a generaciones anteriores, han cambiado. Son la primera generación nativa en la era digital, por lo que la experiencia de compra-venta debe ser adaptada a nuevas plataformas.

Las implementaciones tecnológicas que han adoptado las plataformas inmobiliarias durante la contingencia, como recorridos virtuales, chatbots para el primer contacto y formatos digitales para evaluar lo que buscan con exactitud,  seguirán tan solicitadas como ahora. Por ejemplo, el uso de chatbots permite contar con respuestas rápidas y uniformes a las dudas más comunes, para que al contactar con un agente inmobiliario sea con preguntas específicas. Gracias a los recorrido virtuales, por ejemplo, es posible ver las características de una propiedad, sus espacios y alrededores, de manera virtual y sin salir de casa o desde el trabajo.

Este tipo de características se adapta al ritmo de vida de cada comprador, y reduce el tiempo que tomaría concretar reuniones cara a cara sin perder puntos en la experiencia del comprador.

A pesar de los retos que ha presentado para esta generación el insertarse dentro del mercado de vivienda, hoy se siguen desarrollando opciones y soluciones basadas en la tecnología adaptadas a sus hábitos y que permiten a la industria crecer. Las inmobiliarias que logren entenderlos y adaptar sus servicios a esta tendencia, podrán continuar ofreciendo una gran experiencia a esta generación que ha sido tan ávida de ellas.