Las diferencias en ideas sobre cómo atacar el Covid-19 en Latinoamérica, han provocado la salida de siete ministros de salud en cinco países de la región

La pandemia del nuevo coronavirus ha aumentado la presión sobre los gobiernos de Latinoamérica y su expansión ha precipitado la caída de siete ministros de salud en la región, desde Brasil hasta Panamá, pasando por Chile, Perú y Ecuador.

Declaraciones inadecuadas, polémicas o luchas interinas en pleno avance del Covid-19 conforman el amplio abanico de motivos que han propiciado la salida de los ministros de salud en cinco países.

Por si fuera poco,  la pandemia podría engrosar esta lista a medida que en los países latinoamericanos surgen nuevos brotes de coronavirus, enfermedad que ya deja 166 mil 805 muertos y 3 millones 932 mil 815 casos en toda la región.

La discordia en Brasil

Brasil, el segundo país del mundo con más casos y muertes de coronavirus, por detrás de Estados Unidos, perdió dos ministros de salud en menos de un mes debido las diferencias con el presidente del país Jair Bolsonaro, uno de los líderes más escépticos sobre la gravedad del patógeno.

Primero fue destituido el médico Luiz Henrique Mandetta, seguido del oncólogo Nelson Teich, quien presentó su renuncia 28 días después de asumir el cargo.

Perú pierde a dos ministro

Brasil no ha sido el único país en perder a dos ministros durante la pandemia. En Perú ya dejaron el cargo la cirujana Elizabeth Hinostroza y el médico experto en políticas de salud pública Víctor Zamora.

El caso más notorio fue el de Hinostroza, quien fue destituida el 20 de marzo, tan solo cuatro días después de que comenzara la cuarentena nacional dictada por el gobierno para enfrentar a la epidemia.

El caso Chile

Su vecino del sur, Chile, también se quedó sin ministro de salud el pasado 13 de junio, cuando el presidente Sebastián Piñera solicitó la renuncia del nefrólogo Jaime Mañalich, quien acumulaba ya varios cuestionamientos por su gestión de la pandemia de coronavirus y sus polémicas declaraciones.

Tras la renuncia de Mañalich, el presidente nombró inmediatamente como sucesor al médico cirujano Enrique Paris, quien se ha mostrado hasta ahora dialogante y dispuesto a escuchar recomendaciones.

Desencuentros en Panamá

El cese de la ministra Rosario Turner el pasado 25 de junio supuso una sorpresa, si bien los contagios se dispararon por encima de lo previsto y eran conocidos sus desencuentros con el vicepresidente y ministro de la presidencia, Gabriel Carrizo, considerado el valido blindado del presidente Laurentino Cortizo.

Turner formó en marzo el “Equipo Panamá”, apoyado por varios epidemiólogos, el prestigioso Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud y un representante local de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este se encargó de diseñar una estrategia sanitaria y se presentaba diariamente ante la opinión pública en ruedas de prensa retransmitidas por televisión.

Turner fue sustituida por su viceministro, Luis Francisco Sucre, quien no ha continuado con el “Equipo Panamá” y ha rechazado varias veces asumir la gestión de su antecesora.

Problemas en Ecuador

La pandemia del coronavirus y el agravamiento de la situación en Guayas, cuya capital es Guayaquil, especialmente azotada en el principio de la crisis, se llevó por delante en Ecuador a la ministra de salud, Catalina Andramuño, una cirujana y especialista en administración de sistemas sanitarios.

Andramuño presentó su renuncia el 21 de marzo y en su carta se hizo eco de las quejas del propio círculo sanitario, que exigía medidas de protección, sobre todo en la primera línea de lucha contra el coronavirus.

La exministra advirtió de la falta de recursos en las cuentas de su cartera para atender la emergencia, lo que aceleró su salida del gabinete, pues de inmediato el presidente Moreno designó en su reemplazo al cardiólogo e epidemiólogo Juan Carlos Zevallos, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Américas.

Fuente: EFE