Texas y la interrupción del embarazo. - Mujer Ejecutiva

En Texas este miércoles entró en vigor  una ley que impide la interrupción del embarazo a partir de las seis semanas de gestación, momento en el que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas. 

Esta ley avanzó en Texas a pesar del dictamen de la Corte Suprema que en 1973 estableció el derecho constitucional de prácticas de aborto,;convirtiendo a Texas en el estado más restrictivo de Estados Unidos en cuanto a servicios de interrupción del embarazo.

La llamada “Ley de los latidos del corazón” permite que cualquier persona pueda demandar al equipo médico,;familiares, amigas o personas que apoyen o estén involucradas en un aborto a partir de las seis semanas,;con una multa de 10 mil dólares o más. 

Algunos obstetras y ginecólogos señalan que el término “latidos del corazón” usado por grupos próvida es engañoso ya que a las 6 semanas de gestación no existe un corazón real, sino solo una porción de tejido que se convertirá en este órgano.

-Pictoline

Según cifras del New York Times, en Texas se verán afectadas 7 millones de mujeres en edad fértil,;en especial ciertas poblaciones vulnerables como las adolescentes (quienes se dan cuenta de su embarazo pasadas las seis semanas),;la población de bajos ingresos (que necesitan alrededor de 550 dólares para cubrir los gastos médicos) y las inmigrantes ilegales que corren el riesgo de ser presentadas a las autoridades.

Por su parte el Presidente de Estados Unidos,;Joe Biden señaló que “La extrema ley viola abiertamente derechos y afectará significativamente el acceso de las mujeres a la atención sanitaria” y prometió defender los derechos constitucionales de las mujeres. 

►TE PUEDE INTERESAR► Hidalgo aprueba despenalizar el aborto