Un espacio emocionalmente inteligente, permite que las personas pongan a trabajar sus sentimientos, así como a manejar sus emociones de manera efectiva

La inteligencia emocional se ha convertido en un conjunto de habilidades básicas para las organizaciones y los líderes de alto rendimiento. Convertir el lugar de trabajo en un espacio emocionalmente inteligente, permite que las personas pongan a trabajar sus sentimientos, así como a manejar sus emociones de manera efectiva.

Aquí te enlistamos 3 formas para lograr un ambiente efectivo y positivo que te ayudará a mejorar la inteligencia emocional:

1. Capacitaciones

Los talleres o cursos de inteligencia emocional pueden ayudar a los empleados a manejar emociones negativas y situaciones desafiantes, como comentarios críticos, conflictos y decisiones impopulares, lo que contribuye a mejorar la productividad y ambiente de la empresa.

2. Programas de bienestar

Las empresas con visión de futuro reflexionan sobre las motivaciones fundamentales de los trabajadores para crear valor, a partir de programas de bienestar y estrategias de reconocimiento y recompensa. Un monedero electrónico con el que se pueden comprar en diversos establecimientos, funcionando como un incentivo que beneficia la calidad de vida de empleados lo que deriva en un mayor nivel de satisfacción y en un entorno de trabajo mucho más agradable.

3. Espacios inteligentes

La provisión de servicios y comodidades en el lugar de trabajo, es como demuestran que se preocupan por sus integrantes. Los espacios más efectivos son aquellos que inspiran a las personas a rendir al máximo, apoyando sus necesidades cognitivas y estéticas.

Total
12
Shares