Estos son algunos pasos que puedes seguir para tener una buena negociación, así como consejos para tener éxito como negociante

Hoy en día, las mujeres cumplen un papel fundamental en las empresas y en los gobiernos, ya sea como trabajadoras, emprendedoras o directivas de grandes corporaciones, todas las mujeres deben aprender a negociar, ya que en cualquier momento de su vida esta habilidad les podrá brindar grandes beneficios y ayudarlas a llevar sus carreras al siguiente nivel.

Negociar siempre ha sido una herramienta eficaz para resolver conflictos y encontrar un punto medio en el que las personas involucradas se sientan a gusto y conformes, ya sea en el ámbito profesional o personal, el saber negociar es la clave para lograr mejores resultados y mantener buenas relaciones.

En este sentido, Dora Valdés, fundadora del blog La de RH y mentora del programa de alto impacto Visibilidad by Women Index, enumera algunos pasos que se deben seguir para tener una buena negociación, así como consejos para tener éxito como negociante, aquí lo más reelevante:

  1. Preparación: recuerda que el contexto es importante. Antes de negociar es debes tener información que te ayude a conocer a la otra persona para identificar qué es lo que le puedes ofrecer de acuerdo a sus intereses. Cuando es una negociación que involucra una venta es necesario que tengas bien claro en tu discurso el no vender sino agregar valor. Algo fundamental es ponerte siempre en los zapatos de tu cliente, no se trata de lo que tú le quieres vender, sino lo que verdaderamente necesita.
  2. Genera propuestas: tomando en cuenta lo que piensa la otra persona, así como sus intereses, genera diversas propuestas de valor en donde se puedan cumplir los intereses de ambas partes, si no llegan a convencerse con las propuestas o no tienes lo que busca un cliente, recomiéndale a alguien que pueda verdaderamente ayudarlo, esto generará una mejor reputación para ti.
  3. Concreta acuerdos: no importa si son pequeños o grandes acuerdos, lo que importa es que se evidencien los puntos en los que han concordado para lograr satisfacción entre ambas partes y generar un mayor compromiso para lograr lo acordado.

Además de estos pasos, debes recordar que, si quieres lograr ser una buena negociante, debes de desarrollar las siguientes características: amar lo que haces; tener una gran actitud y vocación de servicio hacia los demás; mantenerte abierta a nuevas oportunidades y siempre tener presente que no hay fracasos, solo lecciones que te ayudan a ser mejor.