Durante la pandemia, cientos de mujeres periodistas están en la primera línea de la respuesta y asumen mayores costos físicos y emocionales

Esta crisis es un recordatorio de la contribución esencial de las mujeres. Por tal motivo, como parte del trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres en el marco de la iniciativa “Spotlight en México” – apoyada por la Unión Europea en articulación con el Gobierno de México-, y con el objetivo de visibilizar el rol de las mujeres en el contexto de Covid-19 y de su contribución a la sociedad mexicana, comparte historias de mujeres heroínas en medio de la pandemia.

Jessica Natividad Torres Barrera es fotógrafa en Chilpancingo y desde el mes de marzo, antes de salir de casa a fotografiar la pandemia, no solo hace repaso de sus propios protocolos de seguridad por el contexto de violencia que se vive en Guerrero, ahora la contingencia también la obliga a llevar puesto un cubrebocas, guantes de plástico, un líquido desinfectante que ella misma hizo y, como siempre, su cámara.

Hace periodismo gráfico para el diario El Sur de Guerrero y es la única mujer entre los cuatro fotoperiodistas del periódico. Solo descansa un día a la semana y el resto trabaja sin horarios. En estos días, su campo de acción es el Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, una clínica de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), otra del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) e instituciones privadas.

Ella confiesa que le angustia no saber si hace lo necesario para cuidarse: “Al final tú no debes ser una cifra más, no debes convertirte en la nota, tú debes dar la nota”, dice.

En el contexto que vive Jessica y cientos de mujeres periodistas que también están en la primera línea de la respuesta, asumen mayores costos físicos y emocionales.

ONU Mujeres apuntó que es crucial la participación de las mujeres y garantizar la perspectiva de género en los equipos de respuesta y grupos de trabajo a nivel nacional, regional y mundial.

A pesar de los riesgos, la fotorreportera conoce su labor: le toca estar en la calle para contar lo que ocurre en los centros de salud y denunciar las carencias.

Reconocer el impacto de Covid-19 en las mujeres y niñas, y asegurar una respuesta efectiva que aborde sus necesidades y garantice sus derechos es central para fortalecer los esfuerzos de prevención, respuesta y recuperación.

Retomado – Texto original de Scarlett Arias