Luego de cuatro siglos, una mujer preside la Universidad de Limerick, Irlanda

Kerstin Mey, de 57 años, pasará a la historia como la primera mujer en presidir la Universidad de Limerick, Irlanda. Y es que en 428 años de historia de la institución, ninguna mujer había ocupado esta posición.

El cargo es asumido por Mey con emoción pero también con un “alto grado de responsabilidad”, pues es “un modelo para otras mujeres”.

“Me sorprendió mucho cuando me detuvieron en Limerick, en la calle o en las tiendas, mujeres que nunca había conocido antes y que me felicitaban y decían lo fantástico que era y lo importante que era … Así que no lo hice ‘ Aprecio completamente lo importante que fue”, dijo.

Nació y creció en la desaparecida República Democrática Alemana, en un régimen comunista que presumía de tratar con igualdad a trabajadores y trabajadoras, aunque, en realidad, la plena participación de la mujer en el mercado laboral servía, en parte, para corregir deficiencias productivas.

Hoy en día, dice, “la mujer tiene aún poca representación y peso” en muchos ámbitos laborales, como el suyo, una “cuestión que no afecta exclusivamente a Irlanda”.
Las mujeres ocupan en este país en torno al 50 % de los puestos de profesorado universitario, pero solo una de cada cuatro llega a ostentar una cátedra, un domino casi exclusivo para los hombres.

“Tristemente, creo que es todavía un problema global. Es sintomático de asuntos relacionados con la igualdad de género en la sociedad en general, que se reflejan, por ejemplo, en la brecha salarial”.

La nueva mujer al frente de la universidad estudió Arte, Literatura y Filología Alemana en la Universidad de Humboldt de Berlín, donde se doctoró en Teoría y Estética del Arte. Después, ocupó diferentes cargos lectivos y directivos en varias instituciones académicas del Reino Unido, desde donde dio el salto a Irlanda en 2018 como vicepresidenta de Asuntos Académicos y Participación Estudiantil en la Universidad de Limerick.

Con información de EFE