¿Te gustaría ayudar a salvar al planeta de una manera más práctica y directa? Con esta tres sencillas acciones puedes hacerlo

El mesa pasado se llevó a cabo La Hora del Planeta (27 de marzo), un movimiento cuyo objetivo es la defensa del medio ambiente. La fecha, celebrada desde 2007, tiene lugar el último sábado de marzo. Aunque la dinámica marca que las 20:30 horas, en más de 180 países, se apagan las luces durante una hora, lo cierto es que la reflexión va sobre las pequeñas cosas que podemos hacer y que ayudan a nuestro planeta.

En este sentido, se trata de poner en marcha pequeños cambios que a la larga pueden marcar una diferencia. La pregunta que tal vez te hagas es: ¿cómo lo hago? La respuesta es más sencilla de lo que tal vez te imaginas. Aquí te enumeramos tres cosas que puedes hacer en tu día a día si estás interesada en esta causa.

  • En el baño. Reduce el tiempo que tardas en bañarte; el beneficio más grande es el ahorro de agua, aunque también evitas la quema de combustibles y energía eléctrica por el bombeo para que el líquido llegue hasta tu casa. Un buen tip es poner un par de cubetas bajo la regadera mientras te bañas, el agua que caiga en ellas se puede reutilizar, por ejemplo, en el sanitario.
  • Ropa sustentable. El reciclaje y la compraventa de ropa usada son dos medidas que cada vez adoptan más personas en el mundo. ¿Sabías que de todo nuestro guardarropa solemos usar habitualmente sólo una cuarta o quinta parte del mismo? Una opción que te puede ayudar para darle rotación a esa ropa que nunca o casi nunca te pones.
  • Hábitos alimenticios. Dejar de comer carne roja o al menos reducir su consumo no sólo ayudará a tu salud, sino que contribuirá a reducir las emisiones de gas metano, amoniaco y dióxido de carbono que produce el ganado vacuno. Si eres vegana, esta recomendación sale sobrando. Pero si no lo eres y la idea te parece demasiado radical, considera la posibilidad de dejar de comer carne al menos uno o dos días a la semana. Por supuesto si quieres hacer un cambio, asegúrate de asesorarte con un especialista en nutrición.

Si quieres tener una participación todavía más activa y más allá de lo individual o lo familiar, intenta reunirte con tus vecinos (por ahora, a través de streamings virtuales) para juntos compartir alternativas de cómo establecer una vida comunitaria sustentable.

En una palabra, usa tu imaginación que de seguro se te habrán de ocurrir mil cosas más en favor de tu entorno en particular y del planeta en general.  O como dice Aromar Revi, miembro del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU:

“Todos estos cambios, cuando sean practicados todos los días por miles de millones de personas, permitirán un desarrollo sostenible con un impacto positivo en el bienestar del planeta”.
Fuente: GoTrendier