Delincuencia… ¿La nueva propuesta de valor del Hotel Hilton de París? - Mujer Ejecutiva

Huésped del Hilton Paris Charles de Gaulle Airport, en Francia sufre robo de pertenencias en su habitaciónnadie se dio cuenta

Cuando salimos de viaje ya sea por placer o negocios, siempre buscamos las mejores condiciones de hospedaje en aspectos como la ubicación, los costos, la atención y sobre todo la seguridad, pues aunque no estemos mucho tiempo en las instalaciones del hotel, en la habitación dejamos nuestros principales valores.

Si bien siempre la recomendación es guardar en la caja fuerte todas nuestras pertenencias de gran valor, no se está exento de sufrir un robo.

El pasado mes de junio, un huésped de la cadena de hoteles Hilton, específicamente del Hilton Paris Charles de Gaulle Airport, en Francia reportó el robo de sus pertenencias mientras se encontraba recorriendo la Ciudad de la Luz.

Su sorpresa fue que, al llegar encontró revueltas sus maletas y por supuesto, brillaban por su ausencia todos sus objetos de valor, tales como dinero, joyas y relojes que no sólo tenían un alto valor adquisitivo, sino también afectivo. A su favor, le dejaron el pasaporte para poder regresar a México, país en donde reside.

Es de llamar la atención que la puerta no tenía ningún rastro de forcejeo, sino que alguien con acceso a ésta, aún se desconoce si interno o externo, tenía la forma de entrar a las habitaciones como cualquier huésped.

¿La seguridad en dónde queda?

La pregunta aquí sería qué tanta seguridad realmente hay en estos lugares que a todas luces pareciera que están plagados de instrumentos y medidas que sirven para salvaguardar a los que se alojan en los mismos, en donde se supone que el personal es altamente capacitado y trabaja bajo los mayores principios como individuo, sin dejar de lado que las cámaras de seguridad abundan en cada rincón, pues hablamos de un hotel Hilton.

Este hecho nos permite darnos cuenta de lo vulnerables que podemos llegar a encontrarnos y sobre todo, pasar situaciones que nunca se esperan y mucho menos en un lugar en donde el prestigio es lo principal.