Di lo que te molesta y mantén una sana relación en casa - Mujer Ejecutiva

Poder expresar lo que te molesta de forma asertiva, te ayudará a sentirte más libre, te quitará el enojo, la rabia y el malestar, y sobretodo te sentirás más feliz

Callarte las cosas que te molestan es algo perjudicial, ya que lo que haces es acumular tu enfado y sentirte mal por no desahogarte. Muchas veces hacemos esto porque pensamos que son los demás los que tienen que darse cuenta sin que se los digamos, cosa que raramente sucede, ya que los demás no leen la mente.

A muchas personas les cuesta trabajo decir que «no» porque así fueron educadas y aunque no estén de acuerdo aceptan hacer algunas cosas y no protestan. Sin embargo, esto no es lo mejor para su salud mental, ya que siempre se debe dar prioridad a uno mismo, a nuestros sentimientos, y no anteponer las necesidades de los demás.

Es común que con la convivencia diaria con muestra familia, y más ahorita en pandemia que casi no salimos de casa, surjan algunos roces, malos entendidos e incomodidades. Esto es bastante normal ya que todos somos diferentes, pensamos y sentimos las cosas de distinta manera. Además, no todos le damos importancia a las mismas cosas.

«Cuando dices lo que te molesta te conviertes en una persona coherente, que se respeta a sí mismo y se protege. Además, haces que los demás te respeten, ya que, aunque algunas de las críticas o señalamientos que hagas pueden incomodar a los demás, te mostrarás como una persona segura que no teme decir lo que piensa con determinación y respeto», comenta Jimena Feréz mejor conocida como Madrehadísima.

Te brindamos los siguientes consejos para decir lo que te molesta de forma inteligente y mantener una sana relación:

Manifiesta y expresa lo que piensas y sientes sin ofender, ni dañar a los demás

Aunque expreses tu molestia de la mejor forma y con la mejor intención debes tomar en cuenta que como reciba el otro el mensaje no solo depende de ti. Es probable que cuando expreses tu molestia la otra persona se incomode o se decepcione, pero no por eso debes evitar expresarte. No porque la otra persona pueda incomodarse o molestarse debes guardarte lo que piensas y sientes, tú eres la persona que más debe importarte y debes anteponer tu incomodidad a la de los demás.

Busca el momento adecuado para decir lo que te molesta

Muchos mensajes pierden fuerza por no haberse transmitido en el contexto adecuado. Procura explicar de manera concreta y precisa qué es lo que te molesta en el momento, sin sacar otras quejas del pasado que ya no son relevantes.

Pide explicaciones para que entiendas mejor lo qué pasó y cómo pasó

Así evitarás asumir cosas que en realidad no sabes y por las que quizá te estás molestando sin razón. Trata de comprender al otro, para que exista una mejor comunicación y ambos puedan entender su actuar y la molestia que surgió del hecho.

Propón una alternativa para mejorar la situación

Una vez que hayas explicado tu enojo y los motivos puedes decirle a la otra persona de qué forma o qué acciones puede llevar a cabo para mejorar la situación y que ésta no se salga de control.