Risaterapia A.C lleva 21 años fortalecido el tejido social por medio de acciones impulsadas por la labor voluntaria

Bien dice un refrán: “Al mal tiempo, buena cara”. Y es que es cierto, en esos momentos de incertidumbre en los que el estrés, la ansiedad, la enfermedad o el insomnio se hacen presentes, no hay como una buena actitud y humor para sanar.

Por supuesto es un proceso, no es una labor fácil, no se trata de reír y que, de alguna manera, todo se solucione; sin embargo, sí ayuda a hacer más llevadera la carga. Bajo esta idea de compartir y aliviar a través de la risa, nace Risaterapia A.C, que durante 21 años ha fortalecido el tejido social por medio de acciones impulsadas por la labor voluntaria de dos mil 600 Médicos de la Risa certificados, quienes ahora, tienen presencia en toda la República Mexicana.

En entrevista para Mujer Ejecutiva, la directora general de la asociación, Raquel Origel, nos platica sobre la labor que actualmente desempeñan y cómo es que han trabajado durante la pandemia.

“Somos un equipo de personas que nos ponemos el corazón en la punta de la nariz para servir a otros que están en una situación vulnerable y que sabemos que podemos apoyar un poco compartiendo nuestra mejor versión”, apuntó.

En este momento, Risaterapia trabaja acercado este buen humor a la gente a través de talleres, cursos virtuales y dinámicas. Además, según comenta Origel, gracias a una alianza con Medical Impact, ahora también tienen acercamiento con instituciones que se encuentra atendiendo la pandemia por Covid-19 en el país.

“Actuamos con una actitud de servicio, empatía, amor y confianza para que poco a poco vayamos recobrando la certeza de que estamos creando un mundo mejor”, añade.

Asimismo, señaló que cualquier persona puede acceder a la página de la asociación para contactar con ellos en caso de que crea que necesita a un Médico de la Risa, “sólo debe registrarse y nosotros nos podremos en contacto”.

“Pueden acercarse a nosotros para recibir un apapacho virtual, para aprender nuevas formas de hacer las cosas y compartir, incluso para las empresas estamos ofreciendo muchos cursos virtuales, talleres, dinámicas, actividades; porque también dentro de las organizaciones hoy está siendo un reto delegar confianza de frente a, por ejemplo, el home office”. 

Finalmente, señala que la experiencia de pertenecer al equipo de Risaterapia por casi 10 años como la “Dra. Serpentina” y de enfrentar los cambios que ha traído esta crisis, le han dejado una reflexión:

“Para mí ha sido como un momento de reflexión y de pausa, como para volver a humanizar la tecnología. Hoy en día lo que estamos buscando es acercarnos y conectarnos con otra persona de corazón a corazón a través de una computadora”, concluyó.