Para el e-commerce, la pandemia ha sido sinónimo de oportunidad. Ahora las marcas buscan adaptarse para capitalizar sus ideas en el nuevo panorama 

La pandemia mundial a causa del Covid-19 ha establecido nuevos hábitos de consumo, siendo el e-commerce uno de los sectores más favorecidos, de hecho se estima que el crecimiento para este 2020 sea de un 60 por ciento.

Estos cambios han tenido efecto en todos los mercados que se desarrollan a través de canales digitales. Para quienes comercializan a través de internet se abrió todo un campo de posibilidades y la moda no fue la excepción.

Este fue el tema central de la mesa redonda “E-commerce y moda en tiempos de Covid-19”, organizada por la app de venta de ropa de segunda mano GoTrendier. En este espacio se apuntó que una de las tendencias que se han acentuado durante el confinamiento es el consumo responsable y consciente.

“Los consumidores se vuelvan más conscientes del impacto de sus acciones y con ello cada vez más busquen adquirir a través de esquemas de economía circular o marcas que cuidan el medio ambiente”, apuntó la compañía.

Otro cambio significativo tiene que ver con la experiencia de compra. El Covid-19 ha puesto en los probadores de las tiendas departamentales. Hasta el año pasado uno de los segmentos que más resistencia mostraba al e-commerce, era precisamente el de la ropa.

“Las personas querían tocar y probarse las prendas antes de comprar, hoy debido al riesgo de contagio, estamos viviendo una vida con los sentidos limitados: sin tacto, sin gusto y sin olfato, ¿lo digital es el sexto sentido? Creemos que sí y que hacía allá deben apuntar las marcas” mencionó la investigadora de mercados de la consultora The Cocktail Analysis, Jessica Chávez.

En este sentido, Marine Hirsh, country manager de GoTrendier México, señaló que e-commerce también ha resultado una manera de generar ingresos durante la pandemia, no sólo para las grandes empresas, sino para todo aquel que busque promover algún producto. En el caso específico de GoTrendier, señaló que durante este periodo, más de 150 mil mujeres lograron generar ingresos extras a través de la plataforma.

“Tan sólo a nivel global estimamos que el mercado online de ropa de segunda mano reportará un crecimiento de 69% de aquí a 2021; mientras que el mercado minorista, el retail, disminuirá un 15 por ciento”, añadió.

La mesa redonda también contó con la participación de Guiseppe Bortolucci, especialista en Marketing para H&M México, quien reafirmó que, ahora más que nunca, las compañías como la que él representa han buscado adaptarse a un sistema más digital en el que la sustentabilidad es un factor clave para los nuevos consumidores.