El profesor de Protocolo y Etiqueta Social, Miguel del Amo analizó el estilo de las demócratas durante la toma de posesión de Joe Biden

Foto AFP

Si Melania Trump se ha despedido de la Casa Blanca con un Chanel negro, Jill Biden, la mujer del nuevo presidente de los Estados Unidos, entra en ella con un abrigo azul “demócrata” que transmite “tranquilidad”, y Kamala Harris, con un abrigo morado, apela al “entendimiento” .

“Elegante y sobrio”, así define el estilo de Jill Biden el profesor de Protocolo y Etiqueta Social, Miguel del Amo, quien destaca el detalle de terciopelo del abrigo, que “simboliza el poder y el prestigio”

Considera que el estilismo de la ya primera dama es “una imagen muy protocolaria y de etiqueta perfecta”. Además, el azul es muy oportuno, transmite “tranquilidad, autoridad y confianza”, dice Del Amo, quien está convencido de que Biden va a ser “una mujer comprometida, con voz”.

Es habitual que los presidentes de Estados Unidos tomen posesión del cargo acompañados de su familia y realicen el juramento de su cargo sobre una Biblia sostenida por su esposa. Y así ha sido también hoy, con una emocionada Jill Biden, de 69 años, quien no ha podido evitar que sus ojos se humedezcan.

Otro mensaje que ha descifrado Del Amo ha sido el enviado por Kamala Harris, Michelle Obama y Hillary Clinton, mujeres que pertenecen al Partido Demócrata y que han decidido vestir de morado, color del entendimiento bipartidista al ser resultado de mezclar el rojo republicano y el azul demócrata, “un guiño diplomático importante que llama al entendimiento, al dialogo y a vuelta a la normalidad”.

Con Jill Biden son ya 48 las mujeres que han estado en la Casa Blanca desde la mítica llegada de Martha Washington, esposa del primer presidente de Estados Unidos, George Washington.

Sin embargo, fue con Jacqueline Kennedy cuando la moda se empezó a utilizar “como una herramienta para construir y reforzar la imagen de primera dama”, explica el experto en Protocolo, al tiempo que recuerda el mítico conjunto azul pastel, el sombrero “pillbox” y el manguito de marta cibelina para protegerse del frío que lució en aquel enero de 1961.

Con información de EFE