En entrevista, Alfredo Lafuente, general manager de Chicco México, habla sobre las tendencias del mercado de productos infantiles durante la pandemia

Aunque así lo pareciera, después de la llegada del Covid-19 el mundo no se detuvo, mucho menos en casa. Hemos tenido que adaptarnos a nuevas rutinas y crear espacios de trabajo, estudio, juegos, relajación y más que funcionen en conjunto.

Uno de los retos más grandes, en cuanto a organización, se ha presentado para las madres y padres de familia, quienes han tenido que conjuntar en un nuevo contexto sus actividades y labores con sus pequeños.

Los cambios han sido en todos los sentidos, y esto por supuesto ha repercutido en el mercado.

En entrevista para Mujer Ejecutiva Alfredo Lafuente, general manager de Chicco Méxicoseñala que durante este tiempo de confinamiento uno de los aspectos más destacados, y del que vale la pena hablar, es el de la ropa infantil.

Durante los primeros años de vida, las niñas y niños crecen rápidamente y puede que para este momento algunas de las prendas que les quedaban al principio del confinamiento ya no lo hagan.

“Los niños siguen creciendo haya pandemia o no, entonces se nota un gran cambio (…) Nos encerramos en marzo y a penas pasaron los primeros tres meses, notas que ya no les queda nada (de su ropa), obviamente ahora (pasados 7 meses) el cambio es mayor”, señaló.

En este sentido apuntó que, como se ha visto en otros mercados, el comercio en línea se convirtió en una excelente herramienta que se apega a las medidas de salud dictadas por las autoridades al tiempo que se satisfacen las necesidades de los consumidores, en este caso padres e hijos.

Algunas recomendaciones que brinda para comprar ropa para tus pequeños por esta modalidad son:

  • Revisión de materiales: presta atención a la composición de cada prenda como lo harías con una etiqueta en tienda, así podrás asegurarte de elegir algo de buena calidad y que se adapte a las necesidades de tu pequeño. También es importante la procedencia de los mismos, es bien sabido que telas producidas, por ejemplo, en Italia, son sinónimo de calidad, así que no dudes en investigar más a fondo.
  • Comprar una talla más grande: con el tiempo transcurrido tal vez no tengas la certeza de cuál es la talla de tu hija o hijo. En este sentido es recomendable que tomes medidas y apuestes por comprar una talla más grande, así no corres el riesgo de que la prenda no le quede y aseguras que le durará más tiempo.
  • Revisar las tendencias: en este sentido Lafuente recuerda que para esta temporada los colores en tendencia son los ocres.
  • Permite que los niños se involucren: cuando se trata de seleccionar sus prendas, los pequeños pueden ser de gran ayuda. De acuerdo con Lafuente, es entre los 4 y 8 años cuando este interés puede comenzar a surgir, así que no dudes en hacerlos parte de la elección.

Más cambios de consumo

Chicco maneja una línea integral de productos para niños, es por ello que pudieron notar cambios en más de un sentido.Alfredo Lafuente señala que al principio de la pandemia las ventas de carriolas y auto asientos disminuyeron de forma significativa (entre 20% y 30%), pues son productos que se ocupan en exteriores. Caso contrario a la venta de cunas, canguros, cojines de lactancia y otros productos que son parte del mobiliario dentro del hogar.

Sin embargo, si algo nos ha enseñado el Covid-19 respecto al comportamiento de los mercados es que todo cambia constante y rápidamente. Con la llegada de la “nueva normalidad”, la tendencia se invirtió, ahora las personas se preparan para salir y han optado por invertir nuevamente en productos para trasladar a sus pequeños.

“La gente está preparándose para salir con las medidas necesarias para esta nueva realidad. Nosotros lo estamos viendo en el consumo pues el terreno ya empieza a prepararse para las temporadas venideras”, concluyó.