Los estados federados de Baden-Württemberg (sur) y Renania Palatinado (oeste) abrirán este domingo la ronda de seis elecciones regionales

El fin de una era ha llegado. Una experimentada y talentosa estadista se despide del gobierno alemán. Luego de 16 años como canciller del país y como una de las líderes más importantes para la Unión Europea, Ángela Merkel dice adiós a su cargo.

La doctora en química cuántica, fue designada como canciller en noviembre de 2005, convirtiéndose en la primera mujer al frente del gobierno en Alemania.

Las crisis han estado presentes en su agenda casi desde el comienzo. En 2008 se enfrentó a la gran recesión, uno de los goles más fuertes para la economía mundial, ese mismo año surgieron las discusiones sobre la disolución de la Unión Europea. Además, en 2015 hizo frente a la ola migratoria hacia Europa, sin dejar pasar el golpe más reciente: la crisis mundial desatada por la pandemia por Covid-19.

Sobre este último tema, el 18 de marzo de 2020, a pocos meses de que el Covid-19 comenzara a invadir el mundo, la también presidenta del Consejo Europeo realizó una transmisión nacional en la que detalló el problema sanitario al que el globo se enfrentaba, señalando como urgente tomar medidas para frenar los contagios y calificó a la pandemia como el mayor desafío al que se enfrentaba el país desde la Segunda Guerra Mundial

Las acciones de la canciller han sido aplaudidas y reconocidas en todo el mundo, lo que le ha dado una aprobación social récord, alcanzando el 90% en abril del año pasado y que actualmente se mantiene en torno al 70 por ciento.La consolidación de Merkel en el gobierno alemán es tal que, expertos como la consultora Eurasia considera su salida como uno de los principales riesgos para el continente europeo en 2021.

Aunque la aprobación de la canciller pudiera jugar con un factor a favor de sus partidoUnión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), algunas agencias de noticias predicen que se avecina su peor año electoral. El adiós de Merkel arranca con viento en contra para su bloque conservador, con dos comicios regionales en los que se les pronostica derrota y entre sospechas de corrupción.

Los estados federados de Baden-Württemberg (sur) y Renania Palatinado (oeste) abrirán este domingo la ronda de seis elecciones regionales, hasta concluir en las generales del 26 de septiembre, las primeras desde 2005 sin Merkel en campaña.

 

La duda que queda en el aire es, ¿quién llenará el vacío que deja Merkel?