La directora ejecutiva de Amnistía Internacional de México denunció  las acciones policiales en contra de colectivos de mujeres como el que ocupa la CNDH 

Ante la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el centro histórico de Ciudad de México ocupada por familiares de desaparecidos y víctimas de abusos,Tania Renaum Panszi, directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) de México afirmó que las mujeres en México están en el hartazgo por la impunidad y la ruptura del sistema de justicia del país.

Reneaum, quien ha acompañado durante estos días de protestas a las mujeres y colectivos feministas que han tomado varios edificios como señal de protesta y hartazgo, señala que el Gobierno mexicano ha decidido ignorar sus reivindicaciones y responder con represión.

“Las mujeres en México no están enojadas con la CNDH, con Rosario Piedra, como dice el presidente; las mujeres están en el hartazgo, estamos en el hartazgo de una ruptura con el sistema de justicia”, comentó en declaraciones a EFE.

 

A lo largo de estos días, el Gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, ha denunciado vandalismo en la ocupación de la CNDH y apunta a que detrás de las mujeres están “los conservadores”, como llama a sus rivales políticos.

Ante estas declaraciones Renaum Panszi criticó la inacción de la actual CNDH al señalar que en un país donde cada día son asesinadas 11 mujeres, “no ha hecho ninguna recomendación” ni su titular, Rosario Piedra, se ha acercado a dialogar con los colectivos que tienen ocupada su sede.

“Queremos saber si estamos en la ventana, en la puerta, de una comisión complaciente, una comisión omisa”, apostilló Renaum al señalar que el presidente López Obrador califica de “conservadores” a todos los que no piensan como él.

Asimismo, recordó que Amnistía Internacional acompaña casos que tiene ocho o diez años de haber ocurrido sin que a la fecha se tenga a un responsable de los mismos, sin que haya reparación para las víctimas ni tampoco verdad para la familia.

Lo anterior fue citando la detención por parte de la policía de a 13 de las mujeres que habían tomado la CNDH, la madrugada del viernes 11 de septiembre. Tras la detención el paradero de una de ellas no era conocido y así permaneció hasta varias horas después.

 

“Lo que había pasado es que curiosamente no habían hecho el registro de su detención. Es decir, lo que hacen las mujeres es elevar el costo político de una probable desaparición o de probables hechos de tortura”, relató.

Las otras doce mujeres detenidas tenían signos de maltrato provocados por la policía, denuncia la responsable de AI en México.

Fuente: EFE