“La brutalidad policial que la mató no puede quedar impune” señaló el Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI)

El 27 de marzo Victoria Esperanza Salazar perdió la vida luego de ser sometida por policías municipales en Tulum, Quintana Roo, pues presuntamente se encontraba en estado de ebriedad “alterando el orden público”. Dicha situación ha indignado a la sociedad civil, quienes se han pronunciado a través de redes sociales para que se haga justicia para la mujer de origen salvadoreño y quien tenía residencia permanente en México como refugiada.

En este orden de ideas, la dirigencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), condenó enérgicamente el asesinato de Victoria Esperanza. A través de sus redes sociales, el partido tricolor, encabezado por Alejandro Moreno y Carolina Viggiano, hizo un llamado a las autoridades para que investiguen y sancionen a quienes resulten responsables de este crimen.

Además, el Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) al referirse a la pérdida de Victoria, enfatizó que “la brutalidad policial que la mató no puede quedar impune”. A la par, el PRI reiteró el rechazo a toda forma de violencia contra las mujeres.