De acuerdo con el Inegi, cada año se suman 180 mil nuevos casos de infertilidad en México

En México, la infertilidad afecta aproximadamente a 3 de cada 10 parejas, según señala el Dr. Héctor Salvador Godoy, Jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva del Hospital Angeles del Pedregal.

La infertilidad es una condición que afecta del 15 al 20% de las personas en edad reproductiva, es decir, aproximadamente 2.6 millones de mexicanos se enfrentan a esta situación y cada año se suman 180 mil casos según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El concepto de infertilidad no se aplica sólo para las personas que no logran embarazarse, de acuerdo con Salvador Godoy, éste también abarca a las personas que logran el embarazo pero sin que llegue a su fin.

De manera habitual, cuando el espermatozoide fecunda el óvulo se intercambia información entre los cromosomas. Es en este proceso cuando pueden surgir complicaciones si hay pérdidas o ganancias de esos cromosomas, lo cual se traduce en que al bebé le toca información incompleta o extra que en los casos más graves puede ser incompatible con la vida.

Los seres humanos deben tener 46 cromosomas, de lo contrario, se pueden ver enfrentados a una serie de problemas que afectan a su salud. El estudio de cariotipo permite reconocer fácilmente esas alteraciones en el número cromosómico.

Para las parejas que no se pueden embarazar, el estudio de cariotipo resulta especialmente útil dado que les proporciona información sobre las causas de su problema. También es funcional para las mujeres que han sufrido de un aborto involuntario o espontáneo, ya que mediante el tejido embrionario se puede detectar si el aborto fue causado por alguna alteración de los cromosomas.

En el caso de las mujeres que han decidido ser madres pero se enfrentan a esta problemática, los tratamientos de fertilidad son una opción viable. Godoy añade que también son una alternativa para pacientes que se someten a quimioterapia o radioterapia por cáncer, mujeres con lupus o que estén expuestas a tratamientos que puedan dañar parcial o totalmente los ovarios.

En la foto: Dr. Héctor Salvador Godoy, Jefe de la Unidad de Medicina Reproductiva del Hospital Angeles del Pedregal.

Los tratamientos de fertilidad ofrecen distintas opciones y cada una dependerá del paciente, es por ello que antes de tomar cualquier decisión, es necesario asesorarse con un especialista que además acompañe todo el proceso.

“Hay que tener cuidado porque hay publicidad que ofrece tasas altísimas de embarazo cuando en realidad no existen. Si alguien ofrece tasas mayores al 80% desde un primer tratamiento es muy probable que le estén tomando el pelo”, apuntó Godoy.

El especialista añade que el primer contacto puede ser un ginecólogo o médico general, que deberá direccionar al personal especializado. Así mismo, es importante que la paciente averigüe sobre el grupo con el que se acerque: certificaciones médicas, experiencia, tasas de éxito, reseñas, etc. ART, equipo con el que trabaja el Dr. Héctor Godoy tiene más de 30 años de experiencia especializada en la infertilidad.

Si quieres saber más al respecto, comunícate a ART Reproducción:

  • Hospital Ángeles del pedregal: Camino a Santa Teresa 1055 consultorio 129, Col. Héroes de Padierna Cp. 10700, Alcaldía La Magadalena Contreras

  • Tel: 55-5652-5669 y 55-5135-0069