¿Sabías que las mujeres nacen con una cantidad determinada de óvulos y que su potencial reproductivo se va modificando?

La información es poder, hoy son cada vez más las mujeres que indagan con respecto a su planeación de fertilidad, hacerlo las empodera para decidir el momento más adecuado para formar una familia en caso de que así lo deseen.

De hecho, en nuestro país la demanda de la atención de servicios de las clínicas de fertilidad ha ido aumentado exponencialmente en los últimos 10 años. Se estima que en México se realizan de 15 a 17 mil procedimientos de reproducción asistida al año.

De acuerdo con una encuesta realizada a mujeres mexicanas sobre la percepción de su fertilidad, se encontró que el 91% de ellas, deseaban tener hijos y consideraban que la mejor edad para iniciar su planeación era entre los 30 y 34 años.

Sin embargo, no muchas de las encuestadas saben que las mujeres nacen con una cantidad determinada de óvulos y que su potencial reproductivo se va modificando, gradualmente a partir de los 28 años y aceleradamente después de los 35 años. La falta de información tiene que ver con que los primeros encuentros con el especialista suelen estar enfocados a la prevención del embarazo.

De acuerdo con Ferring Pharmaceuticals, concientizar a las mujeres de 18 a 35 años sobre su potencial reproductivo, les permitirá elegir el momento óptimo para planear su vida reproductiva y prepararse adecuadamente. Labor que realiza a través de su campaña de responsabilidad social denominada: “La vida se forma de ciclos, elige los tuyos”.

Avances científicos para la fertilidad

Aunque la edad es un factor determinante, pues la probabilidad de lograr un embarazo espontáneo después de los 35 años se reduce en un 50% con respecto a mujeres menores de 30, los avances en la ciencia y tecnología han permitido cumplir el deseo de formar una familia o tener un hijo a muchas personas.

En la actualidad, gracias a los avances científicos, es posible preservar óvulos con la finalidad de planear un embarazo más adelante. Este procedimiento se utiliza sobre todo en mujeres con alguna condición médica que podría poner en riesgo la posibilidad futura de contar con óvulos en cantidad y de la calidad adecuada,como es el caso de las mujeres jóvenes con cáncer.

Además de la anticoncepción, es necesario brindar información sobre el potencial reproductivo de cada mujer, deseen o no tener hijos, pues saberlo les permite planear y elegir conscientemente las mejores opciones para sus planes de vida.

Actualmente existen muchos métodos para poder evaluarlo. Uno de los más recientes es la obtención de la hormona antimülleriana, que de manera indirecta predice la reserva ovárica restante, es decir, la cantidad de ovocitos con la que contamos, lo que es un reflejo del potencial fértil de cada mujer.

Recuerda que para aclarar cualquier duda al respecto y conocer más, lo mejor siempre será acercarte a tu ginecólogo.

Fuente: eligetusciclos.mx