Conforme el número de casos confirmados de coronavirus a nivel mundial aumenta, también lo hace la cantidad de noticias falsas alrededor de la pandemia que estamos viviendo

Las también conocidas como fake news, se pueden viralizar en un instante gracias a la facilidad con la que se puede compartir un contenido por medio de redes sociales y/o servicios de mensajería instantánea, y a que generalmente provocan mayor curiosidad, sorpresa o disgusto que las noticias verdaderas.

La pandemia de las fake news es preocupante no solo por la necesidad de mantenernos bien informados durante el periodo de contingencia, sino porque pueden tener consecuencias en términos de ciberseguridad al abrirle la puerta al malware y al robo de contraseñas.

Para evitar el contagio de información falsa, pon atención a la siguiente guía para identificar la veracidad de las noticias y promover un uso responsable de la información: 

1. Lee la noticia completa, no solo el titular

Los titulares de fake news suelen ser llamativos o sensacionalistas, e incluyen palabras para llamar la atención que no necesariamente tienen relación con el contenido. En ocasiones se pueden identificar errores de redacción, faltas de ortografía o incluso fechas no actuales.


2. Escribe el titular en un buscador

Los resultados permitirán saber si otros medios han corroborado o desmentido la información.

3. Desconfía de los mensajes reenviados hasta no verificar la fuente

Y desconfía aún más de aquellas que requieran iniciar sesión en redes sociales, soliciten información personal o instalen complementos para abrir un archivo adjunto o para ver algún video.

4.  Si la noticia hace referencia al autor de la información

Asegúrate que retome información oficial, sea especialista en el tema o sea parte de una institución de prestigio.

 5.  Si la información es de una institución o empresa

Asegúrate de que esta se encuentre disponible en su página oficial o publicada en sus cuentas de redes sociales verificadas.

 6. No compartas nada en automático en tus redes

Sé escéptico y no contribuyas a la desinformación que, en momentos de contingencia, se vuelve un tema aún más sensible.