El aprendizaje es bueno para la salud física, mental y emocional, además te abre las puertas a al empleo y emprendimiento.

Como resultado de la pandemia, millones de personas en el mundo se han enfrentado a la necesidad de trabajar desde casa. Esta situación puede abrir oportunidad a realizar nuevas actividades, ya que se dispone de más tiempo para hacerlo. Si bien estas horas extras pueden servir para descansar un poco más, ejercitarnos, leer y meditar, también pueden ser la oportunidad ideal para comenzar a aprender algo nuevo.

En un contexto y ante un entorno retador frente a la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en Latinoamérica, así como la pérdida o reducción de trabajo, la educación en línea abre la oportunidad de prepararse en el ámbito laboral y generar ingreso extra.

Pero, ¿por dónde empeza? Pues bien, estos son los factores a tomar en cuenta para elegir una nueva área de conocimiento:

  1. Intereses: uno de los factores más importantes a la hora de elegir un curso o taller es conocer cuáles son tus intereses y motivaciones ya que esto te marcará un camino más claro cuando tengas que elegir una opción. Enlista cuáles son tus mayores intereses, gustos y pasiones, esto te ayudará a esclarecer tus ideas, recuerda que entre más te guste lo que haces, mayor será la apropiación de conocimientos y por lo tanto, aprovecharás mejor el tiempo.
  2. Horarios: desde 2 horas o toda la tarde, existen cursos que pueden ser más demandantes que otros por lo que es fundamental que administres tus horarios para que estés seguro de que podrás tomar todas tus clases y entregar tus tareas con la atención necesaria.
  3. Distancia: es cierto que actualmente la gran mayoría de clases y talleres son impartidos de manera online para evitar la exposición al virus, pero en caso contrario te recomendamos buscar talleres cercanos a tu localidad para que te sea más fácil desplazarte, en caso de que tengas que salir de casa, recuerda seguir todos los protocolos de seguridad.
  4. Calidad: antes de proceder a asegurar tu lugar en un centro de estudio, asegúrate de que cumpla con los requisitos de calidad que quieres. Busca referencias con conocidos, reseñas en internet y asegúrate de contactarlos para pedir toda la información que necesitas antes de tomar tu decisión.
  5. Conocimientos previos: si tu deseo es especializarte en algún área, asegúrate de que cumples con todos los requisitos y conocimientos previos con los que hay que contar ya que existen cursos para los que es necesario saber sobre la materia de manera previa para poder arrancar con el taller. Despreocúpate, ya que esto solo es necesario en casos muy específicos, si tu sueño es ser experto en algún tema pero aún no sabes nada al respecto, hay diversos cursos de nivel 1 en los que puedes ir escalando a niveles más avanzados.
  6. Certificaciones: una vez que hayas concluido todos tus módulos de aprendizaje puedes comenzar a ejercer con tus nuevos conocimientos ¿no es así? Es cierto que contar con estas herramientas te abrirá las puertas a nuevas oportunidades, pero no olvides asegurarte de que recibirás una constancia que avale todo tu esfuerzo.

Mantener la mente en constante esfuerzo de aprendizaje es bueno para la salud física, mental y emocional, además te abre las puertas a nuevas oportunidades de empleo y emprendimiento.

Fuente: Aprende Institute