¿Cuáles son las cualidades que hacen a una mujer segura?

La respuesta es simple, existen 11 lecciones clave que forman el carácter y ayudan a motivar la autoconfianza, la integración y la determinación.

1. Eres mucho más que tu apariencia

Reconozcámoslo: a todas nos gusta lucir bien, y no hay nada de malo en eso.

Desafortunadamente, a muchas de nosotras nos han dicho que la apariencia de una mujer es más importante que su personalidad, creencias y acciones.

Las mujeres fuertes y seguras sienten un orgullo saludable por su aspecto, pero saben que tienen mucho más que ofrecer al mundo que una cara bonita o ser atractivas.

 2. La primera persona que debes cuidar es a ti misma

Muchas mujeres creen que deben dejar de lado sus propias necesidades.

Piensan que deben hacer que sus parejas, hijos, familia, amigos e incluso colegas tengan prioridad sobre su propio cuidado personal.



Las mujeres seguras saben que está perfectamente bien tomarse un tiempo para ellas. Si alguien intenta hacerte sentir culpable porque te valoras, no merece la pena.

Todos merecemos la oportunidad de relajarnos y recargar energías.

3. No necesitas confiar en nadie más para tu felicidad

Por ejemplo, si dependes de la aprobación de tus amigos para ser feliz, pronto te volverás miserable si se mudan o terminan su amistad.


Por otro lado, si sabes cómo entretenerte y validarte, nunca más tendrás que aferrarte a los demás.

Esto significa que puedes cortar lazos con personas tóxicas en el momento que creas necesario y llevar una vida más saludable y feliz.

4. Puedes encontrar satisfacción en tu carrera y en tus relaciones

Las mujeres solemos poner mucho énfasis en nuestras relaciones, especialmente en las románticas y sexuales.


Es natural, como ser humano, buscar compañerismo y amor; sin embargo, no es saludable enfocarse únicamente en relaciones a expensas de otras áreas de tu vida.

Haz que sea un objetivo a perseguir la satisfacción profesional junto con una gran relación.

5. Si terminas una relación, no significa que eres débil o menos atractiva

No caigas en la trampa de asumir que una relación fallida significa que eres indeseable o estar destinada a estar sola.

Algunas relaciones no funcionan. Dos personas pueden ser amables, atractivas, inteligentes, ¡y simplemente incompatibles!



Este principio también aplica para las relaciones de amistad. Mejor, tómate un momento para sentirte agradecida por los buenos momentos que pasaste junto a esa persona. Además concédete tiempo para sanar y cuando ya te sientas lista para comenzar de nuevo, encontrarás a una persona que se ajuste contigo.

6. Tú no eres responsable por el comportamiento de alguien más

La única persona a la que puedes controlar es a ti. Si dicen o hacen cosas inapropiadas, solo ellos son responsables de sus acciones.



Por ejemplo, si alguien afirma que “los hicieron enojar” y que por ese motivo no tuvo más remedio que desquitarse contigo, es un pretexto que no tiene cabida, porque su comportamiento depende de ellos y de nadie más.

Una persona segura, es consciente de sus errores y jamás culparia a alguien más.  

7. Rumores y chismes

Los chismes pueden ser divertidos durante algunos minutos, pero hablar de otras personas a sus espaldas es pasarse de la línea y una forma segura de perder amistades a lo largo del tiempo.



Las mujeres seguras confían en su personalidad y en sus conversaciones de alta calidad cuando establecen relaciones con los demás. No intentan construir las llamadas “amistades” basadas en rumores y chismes.

8. A veces es bueno decir “No”

Debido a que la mayoría queremos ser aceptados, puede costarnos trabajo decir “no” cuando es necesario.



Además para fortalecer nuestro carácter, debemos aprender que el mundo no terminará si usamos un “no” cuando creamos conveniente. Si te encuentras en alguna situación de ayudar a alguien que pone en riesgo tu bienestar, ¡Dile NO!

9. Si no te haces cargo de tu propio destino, otros tratarán de controlarte

Pregúntale a cualquier mujer que tenga confianza dónde quiere estar dentro de cinco o incluso diez años, y probablemente pueda decírtelo.



¿Por qué? Porque estas mujeres se valoran a sí mismas y a su propio tiempo, y planifican en consecuencia.

Se dan cuenta de que si no tiene sus propios objetivos y sueños, alguien más, ya sea un compañero, jefe o incluso padre, tomará las riendas en su nombre.

10. Es mucho mejor apoyar a otra mujer que derribarla

Probablemente hayas notado que los medios a menudo retratan a las mujeres como maliciosas, mezquinas y celosas.

Desafortunadamente, hay un grano de verdad en este estereotipo: muchas mujeres parecen disfrutar tratando de hacer que los demás se sientan pequeños a fin de aumentar su propia autoestima. Y el típico cliché que también es cierto, que la primera en criticar a una mujer es otra mujer.

Una mujer fuerte y segura no hace eso. Es lo suficientemente segura de sí misma que puede apreciar y reconocer el éxito, la inteligencia y la belleza de otra mujer.

11. Puedes ser fuerte e independiente, y aún así pedir ayuda cuando la necesites

Las mujeres somos perfectamente capaces de cuidarnos a nosotras mismas ¡y eso es genial!



Lamentablemente, algunas lo llevan al extremo y se niegan a pedir ayuda cuando están en una crisis. No permitas que tu orgullo se interponga para obtener ayuda.


Es verdad que se necesita mucho tiempo y esfuerzo para madurar y convertirse en una persona segura de sí misma.

Después de leer estas lecciones, sé que te habrás identificado con la mayoría de los puntos, trabaja en tus defectos, ten fe en tus habilidades y déjate convertir en la maravillosa mujer que eres.

 

Total
186
Shares